Templo Satánico, activismo político y racionalismo en la religión

Templo Satánico: ¿Qué es, cómo surge y en qué se distingue de las demás corrientes? 

 

¿Qué es el Templo Satánico?

Es una de las corrientes del Satanismo, conocida como una organización dedicada esencialmente al activismo político, pero también al activismo cultural, dado que es una de las ramas del movimiento satanista simbólico, también conocido como satanismo laveyano, en el que Satanás es tomado como un símbolo contracultural de libertad y rebeldía y no como un ser real. 

En algunos casos se ha añadido al conjunto de las religiones paródicas por su intención de promover la inclusión de todas las comunidades religiosas, dado que otras religiones no lo conciben. El Templo Satánico se aleja de las corrientes de derecha como la Iglesia de Satán, las cuales se fundamentan en posiciones como el darwinismo social y las ideas de Nietzsche, así mismo, rechaza las creencias ligadas hacia lo esotérico y lo sobrenatural, como sucede en el Laveyanismo. 

 

Historia del Templo Satánico 

El Templo Satánico surge como respuesta hacia la iniciativa de empezar a financiar organizaciones religiosas por parte de la Casa Blanca durante la administración del político George W. Bush, lo que llevó a Malcolm Jarry y Lucien Greaves  a fundar el Templo Satánico en el año 2003. La intención de aquella administración era promover una campaña en la que resaltara la igualdad religiosa. 

Luego de que se aprobara la ley 98 en la que se legaliza el uso de las oraciones dentro de las asambleas de las escuelas públicas, se organizan oraciones satanistas. Posteriormente también se logra la aprobación de que en el Capitolio de Oklahoma se pusiera una estatua de Baphomet, deidad antropomórfica del demonio, como una especie de respuesta a la presencia que ya contenía los Diez Mandamientos y lo que argumentaba que era un espacio público en el que debían estar todas las religiones y creencias representadas. No obstante, los Diez Mandamientos se movieron de allí, y el Templo Satánico decidió no ubicar la estatua en este espacio, dado que consideraba como un acto de injusticia que sólo se pusiera una religión en representación de todas, por lo que la instala, posteriormente, en su sede en Detroit. 

Hacia el año 2015 inician una serie de contraprotestas ante grupos antiaborto usando elementos sadomasoquistas y algunos otros fetichistas, además de la representaciones de performances teatrales con un fuerte contenido erótico y sexual. Para el año 2016 realizan otras actividades como el conocido “Ritual de Pentagrama”, en la ciudad de Los Ángeles, realizado en forma de protesta al ser declarada esta ciudad como la “ciudad cristiana”, hecho que realizó el entonces alcalde Rex Parris. A esto se suman las manifestaciones de conservadores que contraprotestan, lo que además de buscar resaltar la exaltación de la fe cristiana, también apoyaba la candidatura al senado de Steve Hill. 

 

Principios, enseñanzas y creencias del Templo Satánico 

Antes de empezar por el conjunto de creencias y en general, las características que edifican esta corriente del Satanismo, debemos empezar por comprender que se enfoca en fomentar la benevolencia, así como la empatía entre todos los seres humanos, basado en preceptos humanistas en los que estos son las principales figuras de la religión. 

Rescatando la importancia de las buenas obras, el Templo Satánico también se ha destacado por una mentalidad cívica que incluye la posición extremista de la Iglesia Bautista de Westboro, la cual dirige su obra a partir del bienestar de los niños dentro de las escuelas públicas, lugares en los que han sido sometidos a las prácticas del castigo corporal, esencialmente. 

Misión del Templo Satánico 

Podemos resaltar la misión del Templo Satánico a partir de su intención por fomentar la empatía entre las personas, pero también en el rechazo directo a una autoridad tiránica, dado que se defiende profundamente el sentido común y la justicia, los cuales son dirigidos desde la mente y la conciencia del ser humano para la práctica de acciones guiadas por una voluntad que le concierne a cada uno. 

Principios del Templo Satánico 

Los principios sobre los cuales se cimientan las creencias del Templo Satánico, están basados en los siguientes puntos: 

  1. Cada ser humano debe esforzarse por realizar acciones basadas en la empatía y la compasión hacia todos los seres de la tierra de acuerdo a la razón.
  2. Consideran que se debe mantener una lucha continua con respecto a la justicia, la cual es necesaria para la sociedad y debe prevalecer sobre las instituciones y sobre las leyes. 
  3. El cuerpo del ser humano está sujeto solo a la voluntad propia, por lo que cada cuerpo es inviolable en cualquier forma. 
  4. La libertad es uno de los aspectos más importantes, por lo que deben respetarse las libertades de todos los demás, incluida en ella la libertad de ofender. En este sentido, invadir de forma deliberada e injusta las libertades de los demás, es directamente renunciar a las propias libertades. 
  5. Consideran que las creencias deben ajustarse a la mejor forma de comprensión científica del mundo que tenga cada individuo. Es así que se debe tener especial cuidado con distorsionar los hechos científicos para hacer que otros se sometan o se ajusten a las creencias que ya se tienen. 
  6. Consideran que los seres humanos son falibles. Así, cada persona en caso de cometer un error, debe hacer todo lo que esté a su alcance para poder rectificarlo y solucionar cualquier daño o molestia que haya causado en su decisión equivocada. 
  7. El Templo Satánico considera que cada principio es un principio también rector que se diseña con el fin de inspirar y fomentar la nobleza en cada una de las decisiones, las obras y los pensamientos del ser humano. Así mismo, el espíritu de la sabiduría, la justicia y la compasión, debe estar siempre presente en el pensamiento y en la palabra hablada para cada ser humano. 

La figura de Satanás

Como mencionamos, Satanás toma una figura simbólica en la que se reúnen las mayores aspiraciones del ser humano. Denomina compasión al símbolo que representa la rebelión en contra de la tiranía de la autocracia, así como la tiranía de los dogmas arcaicos. Es así que Satanás es un ícono de la rebelión a la que no le interesa propagar la tiranía y busca una investigación basada en la libertad y la racionalidad en una búsqueda de la felicidad del ser humano. 

La figura de Satanás, en el Templo Satánico, no debe ser invocada y mucho menos adorada, dado que su imagen es usada dentro del Templo Satánico como una metáfora con la que buscan representar la liberación de toda la opresión y cualquier forma de ella que esté en el ser humano tanto en carácter físico como en lo mental. 

 

Teología del Templo Satánico 

 La teología de esta corriente se resume en que Dios, dado su carácter sobrenatural y su intención de perfección, no le es posible interactuar con el mundo, razón por la que crea a Satanás, así, podría presidir en el universo como la figura de representante. También es importante resaltar que su doctrina es una inversión de la doctrina cristiana en relación con el demonio, por lo que en el Templo Satánico sostiene que sólo Satán es capaz de escuchar las oraciones que se elevan y solo él puede responder a ellas. Esto, mientras que Dios se encuentra mucho más allá de lo que la comprensión del ser humano alcanza. 

Para la teología del Templo Satánico, dado que Dios está fuera del alcance del ser humano, Satanás quiere ser conocido, así como también cognoscible y considera que solo de esta forma puede existir el sentido de la justicia y de la vida. 

Las demás religiones 

Otra de las características que resaltan del Templo Satánico, es su posición a favor no solo de las libertades sexuales, sino también de las libertades religiosas, ubicándose en oposición hacia la opresión de las autoridades, por lo que destaca la importancia de separar el Estado de la Iglesia. 

Aunque si bien acepta la exención de los impuestos religiosos sustituyendo la renuncia a ello en forma de protesta, también considera que esto puede ser una ayuda para mejorar. En este sentido, esto podría significar una equiparación con las otras religiones para que, de esta manera, pueda disponer de los mismos procesos y medios, así como gozar de las mismas condiciones y posibilidades. 

Activismo político 

Una de las características que más resalta y por la que se distingue de la Iglesia de Satán de LaVey, es el activismo político y en este sentido, su posición ideológica inclinada a la izquierda, dado que en su activismo logra promover ideas socio-liberales e ideas humanistas. Particularmente su activismo posa sobre la división entre el Estado y la Iglesia, a lo que se suman otros elementos como el escepticismo, el racionalismo, los derechos de las minorías y por sobre todo, los Derechos Humanos. 

Todo lo anterior se fundamenta en que la rebelión en contra de los temas que consideran aberrantes para el ser humano, y la lucha en este proceso, implica también una participación política que les permita hacer frente a todo ello. 

Ideas del Templo Satánico 

Una de las posiciones que más ha resaltado de esta religión, tiene que ver con su oposición al castigo corporal en niños, lo que le ha llevado a promover una campaña que se enfoca en ir en contra del abuso infantil, así como la discriminación hacia los musulmanes y hacia la comunidad LGBTI. Por otro lado, también apoya el derecho al aborto a todas las mujeres y defiende la educación laica, la cual se aleja de las órdenes religiosas. 

La concepción del “mal”

Esta corriente sostiene la premisa básica en que todo tipo de sufrimiento que se realice de forma indebida es malo, en este sentido, todo aquello que reduzca el sufrimiento será bueno para el ser humano. En el Templo Satánico, el mal es tomado de forma simbólica, dado que la blasfemia es considerada como la legítima expresión de la independencia de cada ser con respecto al conjunto de normas tradicionales contraproducentes. 

También es importante resaltar que su racionalismo no teísta, va en contra de cualquier forma de pensamiento, capaz de generar obras de violencia. Su tarea se basa esencialmente en la enseñanza y la eliminación de todo tipo de mitos que estén ligados a la estigmatización del pánico del satanismo. 

Prácticas y rituales 

Aunque si bien en el Templo Satánico se realizan rituales y prácticas religiosas, ninguna de ellas está asociada con la práctica de la magia en ninguna forma. Los rituales que se realizan se basan en la autoreafirmación de los principios que hacen parte de la religión y que expusimos anteriormente, los cuales, suelen ser practicados en su mayoría antes de participar en alguna protesta. 

Las protestas son una de las actividades más importantes, dado que el Templo Satánico se basa en el pensamiento crítico, racional e independiente vivo dentro de la acción cívica que se refleja a partir de las protestas. 

El Templo Satánico consigue su reconocimiento gracias a que fue nombrado como “lugar de adoración”, lo cual le permitió instalarse sin la necesidad de pagar impuestos. Aunque si bien se le suele confundir generalmente con la Iglesia de Satán, el Templo Satánico contiene los juicios por brujería durante el siglo XVII, en su visión, el satanismo no es apolítico, como si sucede en la otra corriente del Satanismo. 

Identificado como una de las religiones organizadas, la adoración demoníaca, según explica, ha sido muy estigmatizada en todo el mundo. Sobresale como una religión que busca normalizar la práctica de la adoración al Diablo, sosteniendo una serie de elementos vitales para la empatía dentro de las relaciones humanas y considerando que el entorno social, pese a la llegada de la era satánica, jamás ha estado listo para adoptarla, por lo que se trata de un proceso lento que tomará tiempo.