Iglesia de Satán, el individualismo del ser humano en libertad 

Iglesia de Satán: ¿Qué es, en qué creen y cuáles son los mandamientos?

 

¿Qué es la Iglesia de Satán? 

Es una corriente del Satanismo y una organización oficial fundada por Anton LaVey en el año 1966, la cual se cimienta sobre gran parte de los aspectos del Satanismo, aunque al ser una corriente de esta, también realiza sus propias interpretaciones y prácticas religiosas que distan de su raíz principal. 

Está regida por una serie de mandamientos establecidos por el mismo Anton LaVey, sobre las que destacan particularmente aspectos en los que el ser pueda vivir cómodo en sociedad y también, acciones que dirigen sus conductas frente a casos determinados. 

 

Origen de la Iglesia de Satán 

Se funda en el año 1966 en Estados Unidos en el estado de California. Inicia su desarrollo a partir de principios filosóficos que se cimientan especialmente en el pensamiento y obra de Friedrich Nietzsche. La organización se fundamenta en la no veneración hacia la imagen de Satán o el Diablo, como sí sucede en el Satanismo y otras de sus corrientes. La Iglesia de Satán ataca el cristianismo, pues lo considera como la estructura de todo el mal que ha llegado a la humanidad. Su fundador señala al cristianismo como la plaga que reprime al ser humano y lo somete a una vida llena de temor y miedo. 

Según su fundador, es considerada como la primera organización en la que públicamente se rinde la aceptación a la verdadera naturaleza del ser humano, pues lo toma como una bestia carnal. Es así que, Satán es visto como el símbolo con el que mejor se ajusta la naturaleza misma del ser humano, pues es la representación de cualidades definidas en el campo del mal por todos quienes están cegados por elevar adoraciones a deidades externas que desconocen la libertad. 

Principios y creencias de la Iglesia de Satán 

Como mencionamos, aunque esté vinculada con el Satanismo, la Iglesia de Satán se desprende de muchas de las creencias y prácticas principales que allí se realizan, entre las que se destaca la práctica de los sacrificios o incluso la veneración al diablo. 

Una de las características principales de la Iglesia de Satán como organización, es que está de acuerdo con el darwinismo social y su cosmovisión es de tipo naturalista, en la que considera que el ser humano es una especie animal más desarrollada pero que, se encuentra en un universo carente de moral que se guía potencialmente por la capacidad de supervivencia y el bienestar individual. 

 

Filosofía principal

Se basa fundamentalmente en el individualismo y el egoísmo del ser humano. Bajo este precepto, busca promover una búsqueda de una vida feliz entorno a la indulgencia del cuerpo en su campo físico y carnal. En cuanto al código ético de la Iglesia de Satán, este se basa en la Ley de Talión, el cual se enfoca en que el castigo que se pone, se identifica a partir del crimen que se haya realizado. 

Cosmovisión

considera que el ser humano es un animal, más desarrollado, que lucha por su propio bienestar y supervivencia en un universo carente de moral. Esta cosmovisión de la Iglesia de Satán, toma como punto de partida el materialismo. Es una religión que rechaza la creencia en seres de tipo sobrenatural, por lo que es atea. Su doctrina está basada en el dualismo de alma y cuerpo, además de la vida después de la muerte. 

Relación con el cristianismo

En la Iglesia de Satán, LaVey establece una filosofía en la que señala al Cristianismo de ser una plaga que vive para llenar de temor y miedo al ser humano, además de reprimirlo y evitar que pueda pensar libremente, así recuerda a Nietzsche. Considera que el cristianismo usó la idea del demonio con el fin de generar miedo en las personas y en este sentido, presentándose como la mayor benefectora para el ser en la Tierra. 

Es tal su rechazo hacia el cristianismo que menciona que los sacrificios y cualquier tipo de profanaciones realizados por los llamados “satánicos”, se ubican en la misma posición de los cristianos, adoptando la misma postura “degradante”. 

La figura de Satán 

El diablo o Satán, según la Iglesia de Satán, no es una entidad real o que pueda describirse como sucede en las creencias populares, especialmente en el judeocristianismo, así como en otras religiones establecidas. 

Es así que Satán es tomado como la representación de la inteligencia, pero también de la humanidad en la Tierra, por lo que se refiere a la descripción inicial que se hace en la Biblia en la que Satán era uno de los ángeles de Dios que, por pensar por sí mismo fue expulsado al revelarse ante él. Puede verse como una figura mítica que es el símbolo de la carnalidad, el orgullo y la constante búsqueda de conocimiento. 

El bien y el mal 

Se considera que la división entre el bien y el mal es relativo dependiendo del contexto cultural en el que se observe, pues involucra tanto a la religión como a la historia. Es así que, en cuanto a las fronteras que lo dividen, se materializan hasta que llegan a un punto de regulación social que puede estar establecido en una ley. Consideran que la moral, la cual funciona a través de un filtro, puede ser susceptible de modificar de acuerdo al contexto cultural en el que se encuentre cada ser humano. 

Los 11 mandamientos de la Iglesia de Satán 

Se trata de una serie de mandamientos redactados en el año 1967 por el mismo Anton Szandor LaVey, en las que se dictamina lo siguiente: 

  1. No se debe dar una opinión o un consejo a menos que este haya sido solicitado. 
  2. No se debe contar los problemas propios a otras personas a no ser que esté seguro de que estos quieran oírlos. 
  3. Cuando se esté en el hábitat de otra persona, se debe mostrar respeto. En caso de no poder mostrarlo, lo mejor será abstenerse de ir a ese lugar. 
  4. En caso de que un invitado se enoje en nuestro hogar, debe ser tratado cruelmente. 
  5. No se deben hacer avances sexuales a no ser que se reciba una señal de intención de apareamiento. 
  6. No se debe tomar lo que no nos pertenece a no ser que ello represente una carga para la otra persona y requiera de su traspaso para poder ser liberada y lo pida. 
  7. Se debe reconocer el poder de la magia, especialmente si se ha usado de forma exitosa con el fin de obtener algo que se ha deseado. Negar el poder de la magia luego de acudir a ella sin obtener éxito, implica que el ser pierda todo lo que ha conseguido. 
  8. No se debe prestar atención o preocupación por algo que no tenga que ver directamente con el ser. 
  9. De ninguna manera se debe herir o causar dolor a los niños pequeños. 
  10. No se debe matar o herir a animales no humanos, siempre y cuando estos no le hayan atacado, aunque puede hacerlo siempre que sea para alimentarse. 
  11. Siempre que se esté en territorio abierto, no debemos molestar a nadie. En caso de que algo nos esté causando molestia, debemos pedir que se detenga, en caso de que no responda, debe destruirse. 

Los 9 principios de la Iglesia de Satán 

Estos son: 

  1. Satán es la representación de la indulgencia y no de la abstinencia. 
  2. Satán representa la existencia vital y no la de una especie de pipa espiritual de los sueños. 
  3. La sabiduría que no deja mancha y no el autoengaño impuesto e hipócrita. 
  4. Es la bondad aplicada a quienes lo merecen y no el amor desperdiciado a seres ingratos. 
  5. La venganza y no poner la otra mejilla. 
  6. La responsabilidad y no la preocupación y atención por un vampiro psíquico. 
  7. La representación del ser humano como otro animal puede ser mejor, pero en la gran parte de los casos peor que aquellos que se trasladan desde sus cuatro patas, pues el ser humano se ha convertido en el animal más vicioso de todas las especies.
  8. La representación de todo aquello señalado como “pecado”, es también para esos que dejan un tipo de gratificación emocional, física o mental. 
  9. Satanás es y será el mejor amigo que haya tenido la Iglesia, dado que esta lo mantenido en el negocio durante todas las épocas hasta la actualidad. 

Divisiones de la Iglesia de Satán 

En la actualidad se reconocen tres grandes categorías que nacen de esta organización, entre las que están: 

Templo de Set: fundado en el año 1975 por Michael Aquino, uno de los hombres más cercanos a Anton LaVey, basa la práctica de su organización en el texto The Book of Coming forth by Night, libro escrito por su creador. 

Primera Iglesia Satánica: es una división y refundación por Karla LaVey en el año 1999 con el fin de seguir con el legado de su padre, Anton LaVey, dado que, después de su muerte, la administración nueva toma la Iglesia de Satán no hacía justicia a las ideas establecidas por su fundador, según Karla, por lo que empieza a desarrollar nuevamente sus preceptos en California. 

Templo del Vampiro: fundado en el año 1989 por Lucas Martel, otro hombre cercano a LaVey, se caracteriza por llevar una doctrina basada en una especie de consolidación que no se aleja de los fundamentos de la Iglesia de Satán. 

 

Símbolos de la Iglesia de Satán 

En general el Satanismo ha tomado una gran variedad de representaciones, sin embargo, se cree que no todas las que se la atribuye, surgen inicialmente de ella sino de sus divisiones, entre ellas la Iglesia de Satán. En este sentido, el pentagrama es uno de ellos y representa los cinco elementos de la naturaleza, en el que cuatro de ellos son de carácter físico y uno, es el espiritual, representado como akasha o el espíritu éter. 

Es así que el pentagrama general se interpreta como el poder del espíritu sobre los elementos físicos, aunque también es visto como una forma de representar el símbolo de la naturaleza, el símbolo imperial, el símbolo de la fertilidad, etc. En algunos casos, el pentagrama cambia su posición, pudiendo ser un pentagrama invertido o pentáculo. 

Se estima que en la actualidad existen más de 2.000 adeptos de la Iglesia de Satán en el miundo, divididos, a su vez, en las organizaciones que ya señalamos, la Primera Iglesia Satánica, el Templo de Set y el Templo del Vampiro, las cuales fueron creadas por personas muy cercanas al fundador de la corriente principal, Anton LaVey.