Wicca Faery: ¿Qué es, en qué creen y cuándo se fundó?

Wicca Faery, la Tradición de las Hadas

¿Qué es la Wicca Faery?

Es una de las tradiciones más destacadas de la religión neopagana Wicca, llamada la Tradición de las Hadas. Se distingue principalmente por ser una tradición iniciática en la que cada iniciado tiene la posibilidad de adicionar sus propias experiencias a la tradición. Todas sus enseñanzas y conceptos son compartidas entre miembros de la religión a través de la transmisión oral. 

También conocida como tradición “Fairy” o “Faerie”, fue fundada por Víctor Anderson, pero desarrollada por él y su esposa Cora, además de otros maestros de la tradición. La Wicca Faery hace especial énfasis en los Fae, las hadas, entre los que se incluyen también los duendes, sprits, entre otros, así como su relación y vínculo con el mundo natural. 

Palabras clave: Wicca Faery, Fairy, Faerie, Wicca

Historia de la Wicca Faery 

Victor Anderson, fundador de la tradición moderna, reivindica la afiliación espiritual de la Kahuna Hawaiana, así como del Vudú Afro-Antillés. Su camino espiritual inicia cuando es iniciado en el “Harpy Coven”, en Oregon. Desde allí pudo ver como el coven había empezado su trabajo durante los años 30, desarrollando una variedad de herramientas y cuya energía se convirtió en la fuente de inspiración para la tradición que nacería. 

Su enfoque se distingue de las demás tradiciones de la Wicca por ser iniciática, mágica y además, trabajar en las fases de la luna. 

Su esposa empieza a aportar una serie de elementos de la magia popular a la práctica que iba desarrollando Victor en la tradición. Es así que, con la publicación de textos de la Wicca Alejandrina y Gardneriana, Víctor empieza a incorporar varios elementos de ellos a la práctica de la Wicca Faery. 

Hacia los años 60, la familia conoce a Gwydion Pendderwen, conocido también como “Faery Shaman”, quien se convierte en uno de los iniciados más importantes para Víctor, compartiendo muchos de sus conocimientos en la Wicca Faery, pues de hecho es quien más aporta a la tradición, trayendo consigo elementos célticos que no habían aparecido a la Wicca Faery que hasta el momento había desarrollado Víctor. Esto hizo que, aunque la Faery no fuese una tradición propiamente celta, muchos de sus iniciados incorporaran varios elementos orientados a lo céltico. 

Es así que es posible encontrar otras orientaciones dentro de la Wicca Faery, pues son libres de añadir elementos propios a la tradición y aprender de ellos en el curso de aprendizaje, de allí que se encuentre una gran variedad de elementos que provienen de otras tradiciones como la Wicca Gardneriana, el Budismo Tibetano, Arica, la Wicca Alejandrina, la Mitología Griega, el Sufismo, las tradiciones Yazidis, la Mitología Galesa, las prácticas de los nativos americanos, la Qabbalah, el Satanismo, la Santería, entre otros. 

Fundador de la tradición Faery: Víctor Anderson 

Víctor Henry Anderson, nacido en el año 1917 fue un poeta wicca y sacerdote de los Estados Unidos, de una familia de la clase trabajadora. Durante su infancia queda ciego, pero sus encuentros con migrantes de México, Haití y Hawai, lo llevaron a ampliar y sobre todo, tener un primer acercamiento temprano con la práctica de la magia de distintas culturas con las que se fue relacionando. 

Su familia se establece en Oregón, lugar en el que conoce a una mujer procedente de África, quien lo inicia en la tradición de la brujería. Hacia el año 1932, se une al Harpy Coven, un grupo mágico-religioso cuya base se ubicó en Ashland, pero se disuelve durante la década del 1940. Este primer grupo en el que inicia, estaba dedicado al culto del dios y la diosa, Setan y Lilith, adicional a ello eran influenciados por la magia popular de los Estados Unidos. 

Más tarde, en 1944, contrae matrimonio con Cora Cremeans en Bend. Juntos, e inspirados fundamentalmente por los escritos los escritos de Gerald Gardner, deciden fundar el coven al que llamaron Mahaelani, el cual logró alcanzar un gran número de seguidores que pasarían a tomar el nombre de la tradición Feri. Con su desarrollo, se fueron incorporando elementos de la Wicca Alejandrina facilitados por uno de los primeros iniciados de la tradición, Gwydion Pendderwen. 

Enseñanzas de Anderson 

La tradición que desarrolla está vinculada directamente con la Diosa, llamada Mari, denominada así en honor al personaje vasco. Dentro de la teología, Mari siempre estaba acompañada por una figura masculina llamada Krom, un Dios cornudo, quien se veía como la unión de dos entidades divididas. Según Anderson, Mari significaba “Madre de agua”, y junto a Krom, fueron descritos como las deidades de los “diminutos aborígenes oscuros de Escosa y las antiguas Islas Británicas”. 

Sistema de moralidad: el sistema que planteaba giraba sobre la idea de kaia, que hacía referencia a “mantenerse limpio y libre de complejos en el interior y en el exterior”. Por su parte, Cora, esposa de Anderson, menciona que la tradición contiene un código de honor y de moralidad sexual fuerte y exigente. La iniciación es un acto sexual donde el iniciado se casa con la Diosa, los dioses y su consorte, sin importar si se es hombre o mujer. 

El sacerdote llevaba la mujer iniciada a los nombres de Diosa y Dios en el orgasmo, en caso de que ya estuviese comprometida o no quisiera tener relaciones sexuales con el sacerdote, debía someterse a un ritual con intencines de corazón. Así, la próxima relación sexual sería considerada como la iniciación. 

El alma: Anderson y Cora enseñan que el alma está compuesta en tres partes, la primera de ella estaba en el cuerpo doble o cuerpo etérico, la cual penetra en el cuerpo físico. La segunda parte habitaba en el aura y podía extenderse incluso de 8 a 9 pulgadas desde el cuerpo físico, mientras que la tercera parte era el “mismo Dios”, habitaba en la zona superior del aura y aparecía como una especie de bola de luz que podía ser de tres colores: blanca, dorada o azul. 

La reencarnación: tanto Anderson como Cora expresaron su creencia en la reencarnación, pues la consideraban como la asignación de los nacimientos que se tendrán en el futuro de cada persona y organizado a partir del karma. Sus enseñanzas sobre la reencarnación se enfocaron en una secuencia de estas, en las que el alma tenía la posibilidad de viajar a uno de los nueve globos etéricos que estaban alrededor de la Tierra, en los que estaban clases definidas de los espíritus de la Naturaleza, donde habían onzas, gnomos, salamandras y silfos. 

Percepción de la Brujería: consideraban que la brujería tuvo su punto de partida en África, y desde entonces empezó a extenderse por otras zonas del mundo. Así mismo, consideraban que la Wicca Faery sería la misma religión indígena sami, la santería y vodou. 

Herramientas rituales: Cora enumera las herramientas rituales con el fin de aumentar y enfocar el poder, así como un cordón para vincular el uso en la liberación ritual y en la desvinculación como una especie de flagelo que permitirá aumentar el poder, pero jamás fue usado con el objetivo de azotar a los seres humanos. Adicional a ello, usa un cáliz dentro de los rituales, el cual simboliza el receptáculo femenino de la fuerza vital junto a una piedra o un falo elaborado de cera que en ocasiones se sumerge dentro del cáliz en los rituales. 

Cora afirma que en los rituales se eleva el poder y se usa en acciones mágicas para conseguir el bien de la naturaleza del ser humano, así como su ecología y fines marciales que se consideren necesarios. 

Principios, enseñanzas y creencias de la Wicca Faery 

Debido a la influencia celta, algunos consideran que pese a desarrollarse en Estados Unidos, la Wicca Faery es más una tradición irlandesa si se enfocan en su originalidad. Debido a su gran variedad de elementos, es posible observar grupos pequeños que la practican e, incluso, brujos solitarios que llevan a cabo sus ritos.

La intención principal de esta tradición moderna es llenar sus vidas de magia con el acercamiento a la naturaleza y así poder entrar en contacto con los seres elementales para redescubrir el reino de las hadas, por ello llevan a cabo varias prácticas basadas en sus creencias y tradiciones, como las que veremos en un momento. 

Creencia de Fey 

De hecho de donde procede su nombre, la Wicca Faery se destaca por brindar especial importancia a las tradiciones de Fey con lo natural del mundo, pero también con sus enseñanzas, en este sentido, se habla de una relevancia a seres como las hadas, los elfos, los gnomos, sprites, faeries, entre otros. Ha tomado muchos de los elementos de la mitología irlandesa, así como fuentes celtas y no celtas, guiados por la interpretación de la historia de los celtas por Kisma Stepanich. 

Sus creencias se consolidan en: 

La sacralidad del sexo

El Fuego Azul. Prácticas diarias que permiten conocer y mover energías internas y externas para aumentar la concentración en la energía y así poder realizar trabajos mágicos.

Kala, que hace referencia a “limpio y puro de influencias externas”, lejos de los miedos y defectos que puedan afectar el alineado de las tres almas. 

Corazón Negro de la Inocencia: uno de los pilares de la tradición, pues supone que lo que se aspira, la belleza de la naturaleza. Se cree que hay que guardar la pureza de la noche negra dentro del corazón y aceptarse como un ser sexuado. 

Pentáculos de Hierro y Pentáculos de Perla: considerados como trabajos básicos que siguen todas las ramas de la tradición Faery. 

Diosa Estelar, los Dioses del Infinito como Nimue, Anna, el Dios Azul, Mari, Arddhu y Krom, junto a los Gemelos Divinos, son parte y son los mismos que los Dioses del Infinito en conjunto. 

Guardianes: conocidos también como Nephilim, Atalayas y Grigori. 

Dioses de la Wicca Faery 

Los seguidores de esta tradición rinden culto a varias deidades, especialmente a la Diosa principal que es llamada la diosa de la estrella andrógina, aunque también aparecen otras deidades a los que se adora a partir de diferentes elementos de la diosa primaria, entre las que se encuentran: La Gran Madre, la Doncella de Maíz, la Crone, el Rey de Invierno, el Dios Azul y el Señor de la Cosecha. 

Se cree que los dioses son reales y que proponen un sistema de moralidad distinto al que tienen los seres humanos en la tierra. Es por ello que los seguidores de la Wicca Faery se consideran como una tradición misteriosa que busca constantemente un contacto directo con lo celestial, partiendo de una práctica y tradición de éxtasis. 

Además de los dioses, se cree que la tradición posee una serie de guardianes, a quienes se les invita a aparecer en el momento en el que se forma el Círculo. Serían guardianes del Norte y del Oeste, que serían mujeres, mientras que los guardianes del Sur y del Este, se cree que son hombres. Aunque si bien se desconocen sus nombres reales, poseen un nombre público por el que son llamados en la práctica religiosa. Son: Guardián de las Puertas, Generador de Agua, Buscador de Estrellas, la Madre Negra, Fuego en la Tierra, Heaven Shinder y Llama Brillante. 

Los Fey 

En la tradición son conocidos como “elementales”, lo que hace proviene de los cuatro elementos de la naturaleza: el agua, la tierra, el fuego y el aire. En ellos están incluidos los gnomos, las sirenas, las hadas, los duendes, entre otros. Se considera que los Fey habrían habitado la Tierra mucho tiempo antes de que el ser humano llegara, y se ocuparon de la proyección del mundo y su construcción, esto con ayuda de la supervisión de los ángeles y otras entidades superiores, lo cual se realizó de acuerdo a las leyes del Creador. De acuerdo a los elementos de la naturaleza, los Fey se organizan de la siguiente manera: 

Elementales del Agua: están incluidas las sirenas, las ninfas, las ondinas y las nereidas. Se caracterizan por tener un fluir eterno en un espacio gobernado por sus integrantes donde todos gozan de una belleza que representa la fantasía y los sueños. 

Elementales del Aire: aquí se encuentran los silfos, las hadas, los elfos y los sílfides. Se distingue porque su elemento es la energía vital de la tierra, promotor del viento y gobernado por todos sus miembros. 

Elementales de la Tierra: se encuentran los gnomos, los pigmeos y los duendes. Sus integrantes son el símbolo de la realidad en la que se encuentra el resto de la vida, pues engendra salud, sabiduría, y la vida aportada por la tierra. 

Elementales del Fuego: aquí se encuentran solo las salamandras. Este elemento es el símbolo de la vitalidad, pero también del coraje. 

Se habla de un quinto elemento denominado “éter”, el cual sería un elemento sutil que a la vez el símbolo del espíritu y se encuentra regido por los ángeles. 

Dentro de la tradición se cree que el ser humano también puede ponerse en contacto con los ángeles a partir de oraciones, meditaciones y plegarias para solicitar ayuda y protección a ellos. Por su parte, consideran que los seres mágicos que se encuentran ubicados según su elemento natural, pueden ser invisibles para la mayoría de las personas, y con frecuencia pueden usar una apariencia humana. 

 

 

La energía Feérica 

La energía Feérica puede ser de varias formas, es un poder en específico que puede ubicarse en distintas categorías o situaciones, entre ellas se encuentra: 

La energía feérica sensual y sexual.

Energía feérica creativa y ecléctica

Energía mística y extática. 

Energía que se enriquece por el amor y respeto a la sabiduría de la naturaleza y la admiración de la belleza.

Energía basada en la posesión divina e invocatoria. 

La afiliación Faery

Se declara una afiliación Faery única y particular en relación con: 

Víctor o Cora a partir de Gwydion 

Nombres secretos particulares y conocidos solo por los iniciados en la tradición

Ejercicios enfocados en el desarrollo y refuerzo del poder férico que incluyen: El pentáculo de Perla, El pentáculo de Hierro, El pentáculo de Plomo y el uso del Fuego Azul. 

Ritos y prácticas de la Wicca Faery 

En general, los ritos se realizan durante los cambios de estación y los momentos de cosecha. Cada uno de los rituales que se realiza se enfoca en la conexión con la naturaleza. También pueden realizarse rituales específicos para cada uno de los elementos, por lo que se opta por seguir lugares sagrados como grutas, manantiales, lagos y demás, donde se invita a los seres elementales del lugar y a las hadas para que se acerquen a los practicantes. 

La magia natural: el uso y la práctica de la magia natural le permite a los seguidores de la tradición poder acercarse a los seres elementales para el vínculo con el reino de las hadas. Es practicada durante la celebración de rituales, los cuales tienen lugar en los cambios de estaciones y en los instantes de cosecha como una forma de reverenciar a los dioses, comunicarse con los espíritus de la naturaleza y en general, para sentir la energía de cada uno de los ciclos de la tierra en el interior de cada seguidor. 

Luna nueva o Luna Sidhe: es una de las celebraciones más importantes, conocido como el momento en que el velo entre los mundos se vuelve más tenue y permite contactar con el reino de las hadas. Se trata de un plano intermedio en el que pueden potenciar su contacto con los espíritus de la naturaleza, especialmente en espacios entre la medianoche y el amanecer, dado que consideran que estas son horas mágicas, en espacios como la entrada de una gruta, los puentes o a las orillas de un río. 

Brujas y brujos Faery: suelen realizar actividades en soledad para conectarse con los elementos de la naturaleza, como caminar por los bosques, dedicarse a observar el cielo, observar la luna, oler las flores, escuchar el sonido de los árboles, contar las estrellas y en general, una serie de prácticas que les permiten conectarse con la naturaleza desde sus mismos sentidos, pues consideran que es la mejor forma de entrar en contacto con el reino de las hadas, partiendo de la observación del mundo ordinario visto de forma extraordinaria y enfocándose en los detalles y la magia de cada ser alrededor. 

Rituales para invocar las Hadas: en general, la práctica menciona que no se debe tomar este tipo de ritual a la ligera, sino que debe ser un proceso delicado y pausado. En caso de que se tenga el acercamiento correcto, será una persona poderosa, honorable y un aliado. Sin embargo, en caso de que se considere que no se puede manejar los poderes del ritual, es necesario finalizar el proceso. 

Práctica solitaria 

La tradición Wicca Faery comprende la práctica solitaria como una necesidad en ocasiones del ser humano, por ello propone una serie de pasos en los que el ser puede conectarse con los elementos de la naturaleza a partir de la concentración en el desarrollo personal de las habilidades de la Faery tradicional, proceso que incluye las prácticas de adivinación y el psiquismo para armonizar el sistema energético. 

Además de ello, se añade el conocimiento en materias como la anatomía, la botánica, el herbología y la astrología. El paso siguiente consiste en encontrar un árbol, dado que es el espíritu de la sabiduría, reza de acuerdo a los ciclos lunares con los rituales durante la luna creciente, se celebran los Sabbats y empieza todo un trabajo de creatividad en producciones artísticas para ser consciente de la libertad de la expresión sexual que es alentada por la tradición Faery. 

En general, la Wicca Faery es una tradición que acoge elementos de las costumbres que se practicaron entre los antiguos y los modernos celtas, pero también compartiendo elementos de otras tradiciones de la Wicca, como lo es la Wicca Gardneriana y la Wicca Alejandrina, principalmente, así como ramas vinculadas a la fe y el culto a la hadas