Wicca Alejandrina: ¿Qué es y cómo se distingue en la Wicca?

Wicca Alejandrina, la magia ceremonial y el código de conducta

 

¿Qué es la Wicca Alejandrina?

También conocida como Alexandrianismo o Xandranismo dentro de la Wicca, es una de las corrientes más importantes, destacadas fundamentalmente por su énfasis en la magia ceremonial, fundado durante los años 60 en el Reino Unido. 

Aunque tiene muchos rasgos similares a la Wicca Gardneriana, es posible identificar una serie de elementos que lo distinguen como una de las denominaciones de la religión neopagana de la Wicca. 

Palabras clave: Wicca Alejandrina, Wicca, Alexandrianismo, Xandranismo 

 

Historia de la Wicca Alejandrina 

Las raíces de esta tradición se encuentran principalmente en la Wicca Gardneriana y en las Islas Británicas. En la corriente que influencia la aparición de la Wicca Alejandrina, Álex Sanders, uno de los fundadores de la corriente, recibe el primer grado de iniciación en la tradición, proceso que incluye aspectos de la magia ceremonial y la Qabalah, desde la que empieza a estudiar a fondo la religión de forma independiente. 

El nombre de la corriente hace referencia a la unión del nombre de uno de los fundadores, Álex Sanders, que funda la tradición en compañía de su esposa Maxine Sanders, y la antigua Biblioteca de Alejandría, una de las primeras bibliotecas en construirse en el mundo. Es así que el nombre desciende de la visión de sus fundadores por unir la sabiduría y el conocimiento en un solo lugar, como lo simboliza la Biblioteca de Alejandría.

Poco a poco, los dos fundadores empezaron a ser conocidos como “brujos” de esta tradición en particular, la cual se empezó a extender por el Reino Unido hasta llegar a otras zonas e incluso países de otros continentes, como Estados Unidos y Canadá. 

Sin embargo, la Enciclopedia Mística señaló que la Wicca Alejandrina no logró alcanzar la popularidad de la tradición de la Wicca Gardneriana, dada la publicidad negativa que se le adjudicó a Sanders y que llegó a perjudicarlo, pero esto no evitó que las asociaciones se instalaran en estos países, particularmente en Canadá donde se establecen con mayor firmeza momentos previos a la dispersión de la publicidad negativa. 

 

Principios, enseñanzas y prácticas de la Wicca Alejandrina 

Como las demás ramas de la religión neopagana de la Wicca, la Wicca Alejandrina también enfatiza la existencia de la polaridad de los géneros, la cual hace referencia a la dualidad. La creencia en la dualidad se manifiesta a través de la celebración de rituales dentro de los aquelarres, también llamados Sabbats, en los que se rinde culto a los dioses (Dios y Diosa). 

El culto y la adoración están ligados a los Antiguos Dioses de Europa, en ellos como foco principal la Señora Luna (la Diosa) y su acompañero y esposo, el Señor Astado (el Dios). Sin embargo, como en otras tradiciones, además de los dos dioses principales, puede rendirse culto a otras deidades. 

Particularmente, los alexandrinos, como se les conoce a los seguidores de la tradición de la Wicca Alejandrina, tienen una conexión directa con la divinidad, así como también con los Ancestros y en general, con los ciclos de la Naturaleza. Adicional a ello, creen fielmente en el poder de la magia, la cual es siempre usada para técnicas tradicionales y experimentales, incluyendo la atribución a objetivos específicos. 

 

Doctrina Alejandrina 

Según Maxine Sanders, una de los fundadores, la postura de la Wicca Alejandrina se posa sobre la frase “si esto funciona, úsalo”. Es así que aparece el uso aceptado de las deidades, pero también de elementos y términos para nombrar prácticas particulares dentro de la tradición, los cuales distan de la Wicca Gardneriana, esto como una forma de distinguirse de la otra corriente de la Wicca. 

 

 

Código de conducta de la Wicca Alejandrina

Para los seguidores de esta tradición, la elevación y la iniciación son un privilegio, en lugar de tomarse como un derecho o una decisión propiamente. Dentro del código de conducta rige la regla y requisito de probar ser una persona adecuada para poder ser iniciado por el Sacerdote, lo que además pasará por análisis de los Elders del Coven, quienes evalúan aspectos como: el carácter, la espiritualidad, la madurez, la sinceridad, la ética, la personalidad y el nivel de compromiso con la tradición. A ello se suma que los evaluadores y los miembros del coven deben sentir una buena energía y química con el iniciado. 

 

Pago por iniciación: en el ingreso o en la iniciación, por ninguna razón se debe pedir dinero, y mucho menos por la enseñanza de la tradición y en general, de las bases de la religión, dado que algunos covens optan por dividir los gastos básicos entre los integrantes. 

 

Prácticas y rituales 

Una de las características centrales que hay que resaltar de esta tradición y sobre la que posan las prácticas y rituales, es que la Wicca Alejandrina es Matrifocal, razón por la que la Alta Sacerdotisa se considera como “La primera entre iguales”. De esta manera, la palabra de ella es Ley dentro del coven, pues de hecho es quien tiene la palabra final en cada uno de los temas que se discuten dentro del coven. Pese a la importancia de su palabra, su autoridad es limitada en temas relacionados con el Arte, asunto del que se ocupa fundamentalmente el Alto Sacerdote. 

Entre los aspectos más importantes de los rituales de la Wicca Alejandrina, encontramos: 

La “Skyclad” o desnudez: aunque es opcional, en muchas de las asociaciones de la Wicca Alejandrina, suelen realizarse los ritos desnudos, hecho que es nombrado bajo el término “skyclad”, dado que lo más importante dentro de la práctica es el entrenamiento de los seguidores. Sin embargo, algunos rituales exigen la desnudez de los covens alejandrinos en su práctica. 

 

Magia ceremonial: es el eje central sobre el que se construye la tradición, entre las cuales se incluye prácticas como Qabalah y la magia denominada “magia enochiana”, que pueden formar parte del ritual. 

 

Momento de reunión: en cuanto a los conventículos de la Wicca Alejandrina, estos suelen realizarse reuniones durante la luna llena, la Luna nueva y la celebración de los aquelarres de la traición. 

 

Iniciación: al igual que otras ramas del neopaganismo de la Wicca, un brujo solo puede llegar a serlo si pasa por el proceso de iniciación, el cual es liderado por un brujo legítimo de la tradición. Similar a la Wicca Gardneriana, existen una serie de grados de iniciación, por lo que solo un brujo que pertenezca a segundo o tercer grado puede realizar una iniciación a un interesado, el cual recibe el nombre de “Sumo Sacerdote” en caso de ser hombre, o “Suma Sacerdotisa”, si es mujer. El proceso de iniciación no debe ser sustraído de algún lugar, sino que este se transmite a partir de cada linaje a partir del coven alexandrino original. 

Luego de la iniciación, inicia la transmisión del Libro de las Sombras, así como de todo el conocimiento contenido de manera oral en la cual enfatizan sobre las enseñanzas de la tradición y que son conocidas únicamente por iniciados de la religión. 

 

 

Organización de grados en los coven 

Esta organización se basa en tres niveles a los que se añaden categorías específicas: 

 

Primer grado: es la primera fase del iniciado sacerdote o iniciada sacerdotisa. 

Segundo grado: esta fase genera la elevación hacia el Alto Sacerdote o la Alta Sacerdotisa. 

Tercer grado: a esta fase se unen aquellos integrantes que salen para dirigir su propio coven dentro de la tradición. 

La transición de un grado a otro varía de acuerdo al crecimiento personal del ser, así como con el crecimiento interno que identifique, de acuerdo a ello puede variar entre los linajes alejandrinos y su enfoque depende del entrenamiento en cada coven. 

También existe un grado de dedicado, en el que la persona puede ser partícipe de rituales antes de que se comprometa como tal con la tradición y con los dioses. Esto también permite que su vocación pueda ser evaluada y el potencial para el grado al que aspira por los Sacerdotes legítimos. 

Por otro lado, varios integrantes de la tradición, han insistido en el establecimiento de un rango o grado preliminar que reciba el nombre de “neófito”, el cual, en el interior de los coventículos, no está sometido por los juramentos que toma en el momento de la iniciación. Esto con la intención de que la persona tenga la oportunidad de evaluar y estudiar la tradición de la Wicca Alejandrina, antes de comprometerse fielmente a ella. Sin embargo, los conocidos neófitos, no se tienen en cuenta en varias prácticas de la tradición hasta que no pasen por la primera parte del proceso de iniciación.