Judaísmo secular ¿Su origen, creencias, símbolos, percepción? y más

Judaísmo secular: ¿qué es, en qué creen y cómo surge?

¿Qué es el Judaísmo secular? Se trata de un pueblo judío en el que el Judaísmo es percibido como la totalidad de lo que es la cultura judía en sus diferentes formas históricas. Aunque si bien no niegan propiamente la importancia de la religión en la historia, perciben la fe judía como una cultura, mientras que la religión solo es una parte de esta, muestra de ello es el ropaje que usan, el cual contiene un significado moral, cultural y social del pueblo judío.

Surgimiento y aparición del Judaísmo secular

El Judaísmo secular aparece dentro de la historia moderna, proceso que inicia con la Ilustración en Europa y que desafía a los pensadores judíos en el marco en el que estaba hasta ese momento el judaísmo tradicional. Con la aparición de lo que se llamó la “moral agnóstica”, formulada por Baruch Spinoza, filósofo neerlandés, nace también la creencia del sentido del ser humano que alcanza la moralidad, a través de la educación, pero también en el contexto de la vida familiar, por lo que se sale de la intención moral religiosa.

Hacia finales del siglo XIX y en inicios del siguiente siglo, aparece una figura sumamente importante que contribuirá a la consolidación de la identidad nacional judía desde el Judaísmo secular, Asher Zvi Hirsch Ginsberg, quien proporciona una serie de ideas que construyen la práctica religiosa del nuevo movimiento y la religión en general.

 

Representante del Judaísmo secular: Asher Zvi Hirsch Ginsberg

Comúnmente conocido como Ajad Ha’am, de origen ucraniano, escribe un importante ensayo hacia el año 1889 en el que afirma “No es éste el camino”, con una serie de bases que considera que sin una tarea o labor educativa previa, fácilmente se podría llegar al colapso de la actividad, en este momento, colonizadora del Sionismo, una ideología político y nacionalista que propone establecer un Estado para el pueblo Judío.

Creencias, principios y prácticas religiosas

Si bien es una de las ramas más importantes de la fe judía, mantiene las creencias esenciales de la religión. Sin embargo, al ser una corriente que surge de la religión principal, establece una serie de diferencias e interpretaciones distintas de las leyes y demás conceptos de los musulmanes. Estas son las principales características del movimientosecular.

Las fiestas tradicionales

El Judaísmo secular celebra las fiestas tradicionales como una especie de festivales históricos, pero también como festivales naturales. En este sentido, las situaciones y procesos que hacen parte del ciclo de la vida, como lo son el nacimiento, los matrimonios y las defunciones, están dentro de lo que recibe el nombre de sucesos seculares, con un grado de importancia mayor.

Percepción cultural

Como mencionamos, para los judíos seculares, la religión musulmana se observa como el todo de la cultura judía, representando la variedad de formas que ha tenido a través de la historia. Sin embargo, no se le niega importancia a la religión dentro del contexto histórico, pero es una concepción que se abarca desde la cultura, mientras que la religión es parte de esa misma tradición.

La Torá en el Judaísmo secular

El judío de esta rama concibe a la Torá como la “herencia sagrada”. Sin embargo, no desde el sentido de la creación, sino como un registro histórico que yace tanto en la conciencia de la fe judía, como en la conciencia de toda la humanidad. Es así que, la Torá no se toma como una guía de carácter obligatorio dentro de la conducta de los seres humanos, sino como una fuente de inspiración para el ser. Es un tesoro de la tradición musulmana siempre y cuando se interprete de desde la percepción creativa y teniendo en cuenta la humanidad.

judaismo secular

Percepción religiosa

Es importante destacar que el Judaísmo secular, en su práctica religiosa, no implica necesariamente que el fiel sea ateo, dado que muchos de los miembros creen en Dios, pese a que no son observantes propiamente de la religión. En este sentido, el Judaísmo secular no considera que haya una forma única o verdadera en cuanto a la figura del judío, pues se cree que el judaísmo es un cuerpo que contiene diversos credos, interpretaciones, responsabilidades religiosas, compromisos y estilos de vida, por lo que no es posible denominar o intentar establecer un judaísmo único y auténtico.

Un aspecto importante que se debe mencionar, es que el judío secular contiene una visión del mundo en el que hay una separación del poder político del poder religioso, proceso que está basado en una serie de valores en los que se distingue y respeta la libertad de conciencia en el ser individual, así como la diversidad de creencias que existen, y así, la tolerancia frente a esta variedad. No obstante, se busca legitimar el judaísmo a través de los valores que aparecen con la modernidad, evidenciando cómo esta religión es capaz de convivir dentro de un contexto histórico distinto, y en este sentido, expresarse en términos universales ante la fe.

Principios esenciales del Judaísmo secular

Se trata de una serie de principios que fueron establecidos por la Asociación Israelí para este tipo de judaísmo en el que se resaltan los siguientes elementos:

Percepción del judaísmo: la fe musulmana es la cultura que contiene toda la diversidad con el paso de las numerosas generaciones que la integraron. Es así que funciona, también, como una fuente de inspiración, pese a que no contiene ni significa que establece obligaciones determinadas. De esta manera, constituye una parte del judaísmo, visto desde su forma cultural, pero esto no quiere decir que sea único o que sea exclusivo de ella.

El ser humano: en el Judaísmo secular se ve al ser humano como el centro de las preocupaciones de su contexto, así mismo es visto como una figura responsable y de carácter autónomo. Se rechaza cualquier intento de imposición externa que desee coartar el libre albedrío que hace parte del ser humano para intentar regir su vida, así como limitar el pensamiento libre, pese a que admite algunas limitaciones naturales formuladas por la sociedad como el orden público, la conservación de la seguridad y los derechos en sociedad.

Organización del Judaísmo secular: aunque si bien se centra en la idea de un judaísmo no propiamente religioso, esto no implica cierta hostilidad frente a los que profesan la religión. Por el contrario, el Judaísmo secular expresa una actitud positiva hacia la religión judía, así como la tradición de Israel. Esto permite que la persona que acepte este principio pueda integrarse a la Asociación.

Pluralismo: este principio comprende que todas las corrientes que hacen parte del judaísmo tienen el mismo derecho de recibir el trato por parte de la Ley judía, así como también el mismo trato por las instituciones del Estado en el que viven. También, el pluralismo puede considerarse como un tipo de norma que se ejerce dentro de la Asociación y que rige para quienes adoptaron el Judaísmo secular humanista desde varios puntos de vista en la comunidad.

El sionismo: en el Judaísmo secular se considera el sionismo como un movimiento que es humanista por su misma naturaleza, dado que constituye un tipo de corriente cuya intención es la liberación nacional de todo el pueblo judío, así como también salvarlo de la amenaza que se observa desde la segregación, el aniquilamiento y su exterminio. Es así que la existencia del pueblo judío, así como sus aportes a la humanidad, dan lugar a uno de los principales elementos y principios del judaísmo, pero también del sionismo y del humanismo, de forma que se ligan por naturaleza.

principios judaismo secular

La tolerancia religiosa: para el Judaísmo secular es sumamente importante que exista respeto por cualquier tipo de religión profesada por cualquier hombre o mujer, de manera que además de ello, también hay un apoyo en su pleno derecho de llevar una vida de acuerdo a sus propias convicciones e inclinaciones. Como mencionamos, este tipo de judaísmo no intenta ni pretende imponer y mucho menos obligar a que el ser humano cambie su fe y las tradiciones de las que se siente parte. Sin embargo, no consideran que haya una corriente del judaísmo que sea realmente auténtica o única.

Pese a sus intentos de incorporación, los judíos seculares, en su mayoría, son aislados frente a las demás comunidades judías, esencialmente por sus principios. Si bien formulan la posibilidad de tener y crear un sentido propio del ser judío, esto requiere una forma de expresión colectiva que añade la subjetividad del ser humano y que en el judaísmo, en tanto la religión desempeña un papel distinto.

El Judaísmo secular identifica el judaísmo como una cultura, pero también como una historia en común. Es este movimiento la mayor corriente del judaísmo, y de hecho, la tolerancia a la diversidad le ha permitido a muchos de los fieles poder autodefinirse bajo otras denominaciones, como lo son: los tradicionalistas, quienes mantienen algunas de las tradiciones judías que hacen parte de la conducta del fiel, sin la necesidad fija de ser parte de una corriente en específico.