Judaísmo rabínico ¿Su origen, creencias, símbolos, profetas? y más

Judaísmo rabínico

¿Qué es el Judaísmo rabínico? Se considera el Judaísmo rabínico como la principal forma del Judaísmo a partir del siglo VI, el cual surge luego de la codificación del Talmud en Babilonia. Este tipo de judaísmo se basa en las enseñanzas que dejó el profeta Moisés, así como también en la que creencia que Dios ha revelado la Torá al Profeta, a partir de dos divisiones, una escritura en el Pentateuco y la otra oral, llamada Mishná.  Es así como las leyes descritas en la Torá se consideran como la parte narrativa de Dios, quien imparte las leyes y ordena transmitirlas a la humanidad.

El Judaísmo rabínico se distingue de otras corrientes del judaísmo y denominaciones como el Caraísmo, a partir del no reconocimiento de la Torá Oral como una de las partes de la revelación divina, mientras que la corriente rabínica sí. Tampoco aceptan los procedimientos rabínicos que se siguen para la interpretación de la Tanaj.

 

judaismo rabinico

 

Historia del Judaísmo rabínico

Desde los años cincuenta y sesenta de Nuestra Era se empezó a generar una confrontación de carácter social y religioso. que provocó la guerra del pueblo judío contra una de las dominaciones romanas, la cual había iniciado en el año 66 a partir de una serie de disturbios en Jerusalén y Cesarea, como producto de la provocación de Gessio Floro, gobernador romano. Luego de la conquista de la Plaza del Templo y la Fortaleza Antonia por Eleazar, quien sería luego ajusticiado por parte de los romanos, Nerón da la orden al general Vespasiano y a su hijo de abandonar el lugar, de manera que su hijo Tito pasa a tener el mando nombrado emperador.

En los primeros momentos del año 70 inicia en Jerusalén un asalto aún con la resistencia del pueblo judío. Así, a finales de este mismo año la quema del Templo deriva en la toma de Jerusalén, hecho que dejó una gran cantidad de muertos. No obstante, 960 de los sobrevivientes judíos, en gran parte miembros de la rama de los zelotas, permanecían en la fortaleza de Masada, y en el año 74 deciden inmolarse en grupo luego de un importante asedio  de los romanos.

Entre los años 132 y 135 se llevó a cabo una nueva rebelión por “el Mesías de la Estrella”, Simón bar Kochba, aunque sin éxito, dado que los romanos ganaron de nuevo. Esta nueva rebelión deja la antigua Jerusalén totalmente destruida y se construye una ciudad helenizada allí, llamada la Colonia Aelia Capitolina. A partir de este momento, inicia una era devastadora para el pueblo judío, pues fueron sometidos a una serie de obligaciones y prohibiciones entre las que estaban: la entrada a la ciudad bajo pena de muerte, la práctica de la circuncisión, la celebración del Shabat, la ordenación a los doctores de la Ley Judía, la enseñanza pública de la Torá y la realización de prosélitos.

Así, la fe judía se convierte en una religión de diáspora dentro de su mismo territorio, aunque este no fue el final para la religión musulmana, pues continuaba la fe en el fariseísmo. Un nuevo movimiento era construido por los fariseos, una escuela del pensamiento judío durante el período del Segundo Templo luego de la destrucción de Jerusalén. Luego de las confrontaciones, los judíos conservaban las Escrituras, las sinagogas y los doctores de la Ley Judía, elementos que tendrían un nuevo valor luego de la destrucción del Templo y de Jerusalén en la Escritura de los rollos de la Torá, la oración, las buenas obras y en general el culto del Templo en los doctores de la Ley. Es así como los rabinos suceden a la casta sacerdotal, dado que la dignidad que se había obtenido a partir de la preparación intelectual, logrará reemplazar la dignidad heredada del sacerdocio y la levítica en la sinagoga.

El fariseísmo empieza a imponer una nueva orden universal con elementos como la sinagoga y los doctores de la Ley. La asamblea de Yabne empezará a poner sanciones a innovaciones nacidas antes, que mantengan una vigencia reconocida en el judaísmo hasta la actualidad. Por un lado, se fijan las Escrituras Sagradas en los 25 libros de la Biblia Hebrea o Tanak, quedan por fuera los siete libros deuterocanónicos, así como los llamados pseudoepigráficos.

Con la destrucción de Jerusalén, la huida de los judíos marcó la dirección a Babilonia, territorio que tenía una economía en crecimiento, este sería el lugar para muchos de los doctores de la Ley. Allí se desarrolla la principal etapa de la actividad intelectual del judaísmo, que, en parte, seguía siendo palestina, pero que contenía fragmentos de la cultura helenista. Bajo este modelo palestino se consigue educar a una gran parte de la población musulmana que se encontraba en Babilonia, hecho que estaba bajo la observación de los fariseos.

 

surgimiento judaismo rabinico

Surgimiento del Judaísmo rabínico

Con la pérdida del control del pueblo judío dentro de su propio destino político, los rabinos empiezan a prestar  atención a la creación de un estilo de vida que debía construirse espiritualmente en el grupo. Así, poco a poco se dedicaron a la predicación diaria de acuerdo a la Torá, con el estudio, la observancia y la oración, elementos que según las tradiciones rabínicas, le permitirán al ser humano poder alcanzar la salvación, prácticas que se realizan mientras esperan que Dios traiga la redención mesiánica para el pueblo de Israel. El templo que había sido destruido por la fuerza romana empezó a ser reemplazado por la sinagoga. El crecimiento del Judaísmo rabínico se vio favorecido por la conquista del Oriente Próximo por parte de las tropas judías hacia el siglo VII.

Así, las principales academias rabínicas de Babilonia tuvieron como objetivos principales la unificación de las leyes, las liturgias y demás costumbres, de acuerdo a las prácticas del Judaísmo rabínico, las cuales debían ser explicadas según las dudas de las comunidades en la diáspora. En el curso de este nuevo crecimiento, la hegemonía de los rabinos empezó a consolidarse gradualmente y se enfrentó a retos que ponen los caraítas y otros movimientos del judaísmo.

Históricamente el Judaísmo rabínico tuvo una fuerte relación con la filosofía griega, dado que los sabios de esta corriente cultivan la disciplina y empiezan a defender la fe judía ante las polémicas que habían generado los teólogos islámicos, mostrando a la comunidad las leyes reveladas y la racionalidad de la tradición.

Principios, enseñanzas y conceptos del rabinismo

De acuerdo con la fe judía, no hay un conjunto de creencias relacionadas con la aceptación de que un judío pueda lograr la salvación. Sin embargo, a partir de los tiempos talmúdicos, surge una forma de vida destacada por su énfasis en los valores éticos que lo permiten, uno de los principales elementos de la fe rabínica.

Es así que, dentro de la filosofía general que rige el Judaísmo rabínico, se consolidan tres principios fundamentales en la mente de los primeros rabinos sobre los que se cree que el mundo está sostenido. Estos son:

La Ley

El Templo de servicios (sinagoga)

Obras de misericordia

La figura del rabino en la tradición

El rabino es una autoridad judía que está en función de la comunidad, de manera que le brinda todo lo que requiera en diversas áreas de la vida humana. Es el encargado de dirigir las necesidades religiosas dictadas en etapas de la vida, como los casamientos y otras ceremonias, así como también es una guía religiosa a los miembros de la comunidad para encontrar el camino espiritual. Por otro lado, los rabinos contribuyen a la integración y la unidad entre los mismos miembros de la comunidad musulmana, a la vez que fomentan y promueven su identidad religiosa.

Su vida está compuesta por etapas de estudio, además de la construcción de requisitos aprender a hablar hebreo, así se convierte en el líder de una sinagoga. Parte de sus responsabilidades son la enseñanza de la Torá y difundir los principios del judaísmo. Debe comprender los textos sagrados para poder enseñarlos de manera literal para ayudar a quienes buscan soluciones, pero entendiendo que la Torá también contiene respuestas que pueden ser aplicadas en otras épocas.

 

sinagoga

La función de la sinagoga

Como mencionamos, luego de la destrucción del Templo, la nueva casa de oración son las sinagogas. No obstante, también se convierten en lo que se llamó “casa de estudio”, en que se aprendían los mensajes de la Torá, a la vez que se adoraba a Dios. Las sinagogas también se convirtieron en la casa de reunión donde acudían las personas de la comunidad para el cuidado de sus necesidades.

El ser humano y Dios

Para el Judaísmo rabínico, Dios necesita al ser humano tanto como el ser humano también necesita a Dios. Mientras que en otras corrientes el ser humano se ve a sí mismo como un tipo de socio con Dios en el proceso de la creación y en el desarrollo de su vida.

Interpretación y textos sagrados rabínicos

Si bien usan también los textos sagrados de la fe musulmana, también aparecen una serie de escritos que expresan las interpretaciones de los rabínicos en relación con los libros más importantes de la religión, así como también sus apreciaciones y cambios.

Agadah

Las interpretaciones del Judaísmo rabínico parten de lo que llaman Agadah, que hace referencia a la narrativa de carácter histórico del judaísmo en general. Esto sucede porque los rabinos expandieron los relatos contenidos en la Biblia, y así mismo, contaron una gran cantidad de historias de allí creando uno de los tesoros más importantes de la literatura rabínica, que ha permitido a los creyentes considerarla como una fuente de inspiración para pensamientos, debates y discusiones relacionadas con la teología del judaísmo y el conjunto de valores que hace parte de la tradición.

La Halajá

En cuanto a la Halajá, para el Judaísmo rabínico, esta lidia con las distintas formas de actuar del judío. En principio, este tipo de judaísmo consideraba las prácticas de los antiguos israelitas que están descritas en la Biblia,  los sacrificios y rituales religiosos, que solo estaban relacionados con aspectos como la pureza y la impureza, por lo que las tradujeron hacia un nuevo estado en el que se pueden identificar las plegarias organizadas que siguen un texto determinado, aspecto que se muestra en el Shabat. El Judaísmo rabínico cree que sin la Halajá, el judaísmo no podría existir.

Interpretación de la Torá Oral

Los rabinos de la Era Común, especialmente en los primeros 200 años, expresan la Torá Oral a partir de dos formas: Misrash y Mishna.

Midrash: significa “investigación” o “interpretación”. Es una forma literaria que presenta a la Halajá como el producto de lo que se deriva a partir del estudio del texto que hace parte de la Torá Escrita.

Mishna: significa “repetición. Esta forma literaria, a diferencia de la primera, se trata de una sentencia propia de la Torá Oral, en la que no se requiere de una cita de la Torá Escrita como elemento necesario o prueba, de manera que puede ser válida en sí misma. Esta puede aprenderse a partir de la repetición y no de la expresión en forma de comentario en un texto escrito.

Tanto la forma Midrash, como Mishna, configuran dos métodos de estudio que fueron utilizados por el Judaísmo rabínico, sujetos a una gran controversia desde la visión académica del judaísmo. El resultado de estas formas de aprendizaje se usó y llevó a cabo por escrito en libros que fueron titulados con sus mismos nombres, especialmente el Midrash, el cual hacía referencia a la colección y las interpretaciones del Judaísmo rabínico de la Torá. Mientras que Mishna se usó en las colecciones particulares para escribir las sentencias de la Torá Oral, las cuales fueron editadas por los rabinos que las usaron para continuar sus enseñanzas.

Símbolo rabínico: El Escudo de David

También conocido como la Estrella de David, es uno de los símbolos más importantes y representativos de la fe judía en la actualidad, sin embargo, se trata de mucho más que un símbolo particularmente reciente, dado que representa el escudo del rey David, aunque no hay una fuente que confirme esta afirmación dentro de la literatura rabínica sino hasta la Edad Media. Es una figura que poco aparece en las obras judías primitivas, pero con un importante significado teológico.

Algunos estudiosos afirman que el triángulo de arriba se dirige hacia Dios, mientras que el de abajo señala el mundo real y, el entrecruzamiento de los dos triángulos muestra que el pueblo judío es inseparable de su fe. 

 

sitios sagrados judaismo rabinico

Sitios sagrados del Judaísmo rabínico

Con la destrucción del Templo, el sitio sagrado para la comunidad cambia. Es así que la sinagoga se convierte en la casa de oración judía, por lo que los edificios no son usados para el culto comunal solamente. Las sinagogas de esta corriente contienen una Bimah, una tabla en la que se puede leer la Torá, y un escritorio para la persona que va a liderar la oración. Este es un espacio de suma importancia para la fe, además de uno de los principales elementos de la liturgia judía en la fe rabínica.

 

Pese a que en la actualidad existe una gran cantidad de diferencias entre las corrientes que yacen dentro del Judaísmo rabínico, en relación con la autoridad legal de la Halajá, las reglas religiosas judías, así como varias de ellas, desafían interpretaciones. Todas son parte fundamental de las descendientes que constituyen la misma tradición oral, así como el método de estudio que usó el movimiento rabínico.