Digambar, la fe de los “vestidos con el cielo”

Digambar: ¿qué es, cómo surge y en qué creen los Digambara?

 

¿Qué es Digambar?

Es una de las escuelas más importantes del Jainismo, traducida como “Vestidos con el cielo”, una de las sectas principales que nace alrededor del siglo III después de Cristo, en el cual se niega la autoridad de Agama.

El término proviene de la combinación de dos palabras cavar, que hace referencia a “direcciones” y ambara, que se refiere a “vestimenta”, de esta manera el concepto hace referencia al uso de prendas, las cuales son el elemento que está dentro de los cuartos del espacio, razón por la que los monjes no llevan prendas de vestir.

 

Historia y surgimiento

Aunque es difícil establecer el año exacto en el que surge esta rama del Jainismo, lo cierto es que las excavaciones en las que fueron encontradas las reliquias, los sellos y los ídolos, así como figuras como el busto desnudo elaborado con piedra de caliza roja, permiten datar en contexto la antigüedad de la tradición y sus primeras manifestaciones a través de los objetos hallados. Uno de los principales elementos son los gimnosofistas, antiguos filósofos desnudos, los cuales vuelven a aparecer con los monjes Digambara en su práctica religiosa sin el uso de prendas de vestir.

Es así que otro de los elementos cruciales para ubicar el origen de esta tradición jainista son los textos, en los cuales se habla de la liberación del Señor Mahavira, también conocido como Vardhamana, que revive en la tradición del jainismo, así como la secuencia de Gautama Ganadhara, Acharya Sudharma y finalmente Jambbusvami. Posteriormente, en los siguientes cien años son cinco los Acharyas que logran un gran reconocimiento dentro de la tradición, representados dentro de las escrituras como seres con un conocimiento completo acerca de ellos, llamados Sruta Kevalís. Es así como desciende el linaje espiritual de quienes serían los líderes de la orden monástica, a menudos conocidos como Pattavali o Theravali.

Principios, enseñanzas y conceptos Digambar

El eje central de la creencia de esta religión se posa en la negación de la autoridad de Agama, que hace referencia a varios grupos de budistas, hindúes, yainas y escrituras, los cuales fueron recogidos por Sthulabhadra. Esto se debe fundamentalmente a que en la época de Dharasena, quien era el maestro número veintitrés luego de Gandhar Gautama, por lo que solo se conocía a un solo Agama. Sin embargo, esto tiene lugar cerca de 683 años después del nirvana de Mahavira, pues después de sus alumnos Bhutabali y Puspadant, el conocimiento se fue perdiendo poco a poco.

El último Tirthankara

Para esta tradición, el último Tirthankara renuncia al mundo cuando cumple los treinta años de edad, proceso que realiza con el permiso de sus padres. Los Digambara consideran que luego que obtuvo la iluminación Mahavira, se pudo liberar de todas las necesidades del ser humano, entre ellas principalmente las necesidades básicas como lo son el sueño, el hambre y la sed. Es por ello que los monjes de la tradición se abstienen de usar prendas de vestir, aunque siempre están acompañados por un plumero elaborado de plumas que han caído de la cola de un pavo real.

Adoración Digambara

Uno de los aspectos más importantes de la tradición Digambara, es que sus creyentes adoran a ídolos que están completamente desnudos de los Tirthankaras, que hace referencia a seres omniscientes y adoración a las siddha, almas que se han liberado.

Los atributos primarios de los monjes

Los monjes de la fe Digambar están sujetos a una serie de elementos, reglas, obligaciones y ordenes que deben acatar y que, de esta manera, rigen el curso de su religión y participación en ella. Se trata de una sección de votos, una sección de regulación, otra hacia el control de los sentidos, obligaciones esenciales y finalmente siete reglas. A continuación explicamos cada una de ellas:

Los votos supremos

También conocidos dentro de la tradición como Mahavratas, se trata de los cinco grandes votos, los cuales son:

Ahimsa: consiste en no herir ni lastimar a ningún ser vivo mediante acciones determinadas o pensamientos hacia este.

La verdad: es necesario que siempre se hable con la verdad, por lo que la mentira queda fuera de posibilidad y siempre usando buenas palabras.

Asteya: a menos que esté dado, el ser no debe tomar nada.

Brahmacharya: es la práctica del monje en la que debe permanecer en celibato en acción, las palabras y pensamientos.

Aparigraha: se refiere a la necesidad de renunciar ante las cosas mundanas, así como a las naturalezas externas, internas y extranjeras de la tierra.

Las cinco regulaciones

Llamadas en la tradición como Samiti, son una serie de regulaciones que rigen la práctica de actividades generales de la vida del monje, entre las que se encuentran:

Irya: se debe caminar con sumo cuidado luego de que la tierra sea vista en la medida de cuatro codos o dos yardas.

Bhasha: por ningún motivo se debe criticar a ninguna persona. También se refiere a que no se deben decir malas palabras.

Eshna: solo se puede aceptar alimentos de un persona cabeza de familia, llamada sravaka, en caso de que el ser esté libre de al menos 46 faltas.

Adan-Nishep: es sumamente importante que el ser tenga mucho cuidado y delicadeza con el trato de lo que posea el santo.

Pratishtapan: es necesario disponer de desechos corporales dentro de un lugar libre de los seres vivos.

Panchindrinirodh: se refiere al control quíntuple de los sentidos, en el cual se debe despreciar todo tipo de apego y generar una aversión hacia los objetos sensoriales que se relacionen directamente con el tacto sparsana, el olfato ghrana, el gusto rasana, la audición srotra y la vista caksu.

 

Las seis obligaciones esenciales

Como su nombre mismo lo indica, son una serie de responsabilidades y deberes que están sujetos al monje en distintos momentos y que se relacionan con la práctica religiosa. Entre ellos están:

Samayika: es necesaria la meditación para la ecuanimidad dirigida hacia cada uno de los seres vivos.

Stuti: se refiere a la adoración de los tirthankaras.

Vandan: los monjes deben pagar reverencias a siddhas, acharyas y arihantas.

Pratikramana: el ser debe alejarse de la multitud de karmas a través de la autocensura y el arrepentimiento, los cuaeles pueden ser virtuosos o malvados. Siempre se tratan de acontecimientos pasados.

Pratikhayan: significa la renuncia.

Kayotsarga: el ser debe renunciar a los apegos de su cuerpo y en este sentido, realizar meditaciones en el alma que le permitan alejarse de ellos.

Las siete reglas

Conocido como Niyama, son una serie de reglamentos generales que comprenden, también, actividades de la vida del monje, como:

Adantdhavan: los monjes deben evitar el uso de polvo de dientes para la limpieza de sus dientes.

Bhushayan: la siesta o dormir en una zona o terreno firme

Asñana: hace referencia a no bañarse

Stithibhojan: se refiere al consumo de alimentos y de agua solo una vez al día

Kesa-lonch: con ayuda de la mano, arrancar el vello naciente de la cabeza y de la cara.

Desnudez: del mismo nombre de la fe, Digambara, permanecer desnudo.

Los monjes Digambara

Una de las figuras más representativas de esta corriente religiosa del Jainismo, es que los monjes no visten con ropas especiales, de hecho, realizan sus prácticas religiosas sin prendas de vestir como una forma de demostrar su rechazo hacia los apegos materiales. Llevan un picchi, una escoba que está elaborada de plumas procedentes de pavo real, que usan para limpiar el espacio en el que se van a sentar.

Sub-sectas dentro de la fe Digambar

Esta tradición se encuentra dividida en una serie de órdenes, entre las que están: Mula Sangha, que hace referencia a comunidad original, y comunidad moderna. En general, esta primera división, Mula Sangha se encuentra dividida entre tradiciones que son ortodoxas y heterodoxas, organizadas de la siguiente manera:

Tradiciones ortodoxas: entre ellas están Nandi, Simha, Sena y Deva Sangha.

Tradiciones heterodoxas: se encuentran Yapaniya, Dravida, Mathura y Kashtha.

No obstante, estas no fueron las únicas tradiciones que surgieron de la fe Digambara, pues también se sabe de otras ramas entre las que está Mula Sangha, donde está la tradición Balatkara Gana y Deshiya Gana. También están las Bispanthi Tarapanthi, Terapanthi, Totapanthi y Gumanapanthi.

Tradición Terapanthi

Es la tradición más importante de la religión, basada en la adoración en lo que representan los ídolos con ashtadravya, aunque suelen reemplazar las frutas y las flores con suplentes decos. Se trata de una secta de carácter reformista dentro del Jainismo de la tradición Digambara, que se forma a partir de su oposición frente a la dominación religiosa que empezaban a tener los líderes religiosos tradicionales en el siglo XVII, los cuales recibían el nombre de bhattarakas. Es así que esta tradición se opone a la adoración de los dioses y las diosas menores.

 

Textos sagrados de la fe Digambar

En cuanto a los textos más importantes de la tradición, aparecen varios monjes jainas que desarrollaron varias obras, entre los que está principalmente el monje Acharya Kundakunda, quien escribió una serie de textos Prákirto, lenguas variadas que se hablaron en la India antigua, cuyo texto recibió el nombre de Samayasar y Pravachansar.

Templo Digambar sagrado: Templo de Sri Digambar Jain Lal Mandir

Es uno de los templos del Jainismo más antiguos y más importantes de la tradición en general, además de ser uno de los más conocidos en Delhi en la India. Está ubicado frente a la fortaleza roja que se encuentra en la intersección de Netaji Subhas Marg y Chandni Chowk. Se cree que este templo fue construido hacia el año 1656. Una de sus principales particularidades es el aspecto rojizo que le da al templo la piedra arenisca roja con la que fue construido, aunque este templo haya pasado por muchas modificaciones y cambios que han alterado su aspecto durante el pasado, aún así sigue siendo llamado “El templo rojo”.

La tradición Digambar es una de las más antiguas, siendo también una de las principales con una gran variedad de elementos que rigen la vida del monje que hace parte de esta fe. La principal característica por la que se diferencian de la otra tradición más importante del Jainismo, la tradición Svetambara es no solo la práctica religiosa distinta de sus monjes y reglas, sino la negación del linaje como figura monástica de la religión y la participación de la figura femenina en ellas.