Wahabismo: qué es, origen de la corriente, creencias y más

¿Qué es el wahabismo?

Se trata de una de las corrientes religiosas y políticas más importantes de una de las ramas del Islam, el sunismo, en particular, procedente de la escuela hanbalí. Es considerada como una de las corrientes más conservadoras de la fe musulmana, consolidada por creyentes que defienden la importancia de regresar a las enseñanzas dictadas por las tres primeras generaciones de musulmanes, conocidas como salaf, que hace referencia a “antepasado”.

Uno de los principales factores que distingue las corrientes del Islam, tiene que ver con la forma en la que interpretan los textos sagrados. En este caso, los wahabitas toman de manera literal cada una de las palabras que se encuentran en el Corán, considerando que estas escrituras son la palabra directa de Alá. A esto se suma que, pese a los cambios de las sociedades y el mundo, no consienten que la palabra de Dios lo haga, razón por la que sus enseñanzas se aplican siempre de la misma forma.

Aquí puedes conocer más sobre el Sunismo

Origen del término

El wahabismo procede de “wahabí” que hace referencia a su fundador Muhammad ibn Abd-al-Wahhab, quien aboga por “Salaf”, que es asociado con la idea de la forma correcta de actuar siguiendo las enseñanzas de los predecesores. Sin embargo, dentro de los fieles el uso del término “wahabí” es visto como una forma ofensiva de referirse a los fieles y a la religión.

Origen de la corriente

El wahabismo nace como una corriente fundada por Muhammad ibn Abd-al-Wahhab, quien fue conocido luego como el “Jeque del Nayd” y que, según se dice, para ganar popularidad en mayores proporciones, acude a las reuniones hechas por los hanbalíes tanto en Medina como posteriormente en Damasco, lo que posteriormente le permitió la escritura de una gran cantidad de libros en su regreso a Nayd.

origen wahabismo

Cuando se muda a Diriyah, crea una alianza con Muhammad ibn Saud quien sería el iniciador de la Casa de Saud, otra corriente islámica, y que promueve luego la idea del Islam “Wahabí”, presentandola como una forma adecuada para la práctica del islam en el país. Algunos expertos señalan que ibn Saud ayuda al fundador con el fin de irrumpir con el Imperio Otomano.

Sin embargo, no es sino hasta el siglo XX que se declara el wahabismo como una secta oficial en Egipto, pese a que había llegado con muy poca fuerza. Más tarde y con la labor de ibn Saud, en el primer cuarto de este siglo logra unir la mayor parte de la Península Arábiga consiguiendo convertirse en el primer rey de Arabia Saudió y allí fundó su corriente. Hoy el wahabismo se ha extendido más allá de Arabia Saudí, llegando a zonas como Afganistán, Nigeria, Sudán, Indonesia, entre otras.

Fundador de la corriente: Muhammad ibn Abd-al-Wahhab

Se le atribuye la fundación de la corriente a Muhammad ibn Abd-al-Wahhab, un clérigo que estuvo en la escuela hanbalí perteneciente a la tribu de los Banu Tamim. Se dice que parte de su formación sería determinante para la consolidación de la nueva corriente musulmana, dado que estaba guiado por ideales que defendían el regreso al islam más puro, siguiendo los principios del salaf.

Muhammad ibn Abd-al-Wahhab pertenecía a la familia Musharraf, una de las ramas de Banu Tamim a la que también se le conocía como Wahaba y que se destacaba por su influencia dentro de las clases más altas de Néyed. Una particularidad de Muhammad ibn Abd-al-Wahhab tenía que ver con que no acudía a los colegios ni a espacios como los Kuttab, diseñados para la enseñanza de las escrituras sagradas del Islam. Hacia los 20 años de edad, Ibn Abd ya era reconocido por su rápida memorización del Corán y pasó a integrar la Ulema, una comunidad dedicada al estudio de la Sharia y en general del Islam.

La formación de Ibn Abd dependerá fundamentalmente de los desplazamientos, así como el desarrollo de sus doctrinas, pues es precisamente en ellos donde empieza la escritura de una gran cantidad de textos sobre diversos temas como lo son el derecho, la religión, sermones de carácter religioso, entre otros.

El primer viaje inicia en La Meca, donde también lleva a cabo su peregrinaje. Más tarde, dentro de su zona de origen el estudio estaba enfocado en la escuela hanbalí, por lo que decide retomar sus estudios con la libertad de seleccionar las ramas del islam que fueran de su interés, así como también la elección de los profesores. Su permanencia en Al-Haramayn le permitió profundizar sus conocimientos acerca de la jurisprudencia islámica, así como también de los hadices y exégesis. Durante este período también escribirá una de las obras más importantes llamada Kittab al-tawhid, texto en el que se encuentran los pilares del wahabismo.

Creencias del wahabismo

En esta sección conoceremos más acerca del conjunto de creencias que aborda esta corriente del Islam, incluyendo sus relaciones con respecto al profeta y las escrituras sagradas:

Textos sagrados

La base de las creencias de esta corriente está fundamentada precisamente en la creencia de los preceptos que se encuentran dentro de los textos sagrados como lo son el Corán y el Hadiz. Estos escritos contienen las enseñanzas del Islam. Sin embargo, es importante recordar que los seguidores del wahabismo interpretan de forma directa las palabras allí establecidas.

textos sagrados

Visión sobre su religión

Los seguidores del wahabismo consideran que su visión sobre la religión es la única y verdadera, mientras que las demás corrientes del Islam van en caminos incorrectos. Es por ello que las creencias de esta corriente tienen un gran peso dentro de la vida política, así como también en gran parte de las reyes que se encargan de regular la sociedad.

Otros aspectos acerca de la corriente

Es momento de pasar a revisar algunos otros asuntos relacionados con esta corriente religiosa y sus bases de consolidación dentro de las comunidades por las que se ha expandido:

Pureza del islam

Dentro de las creencias de los wahabíes está que se ven a sí mismos como fieles defensores del islam, de manera que observan su misión de lograr la restauración de la pureza de la fe musulmana, la cual habría sido contaminada por las innovaciones, las heréjías y las supersticiones.

Aplicación de la Sharia

Este es otro aspecto por el que la corriente ha destacado, debido a que la aplica con especial rigor, siguiendo además la intención de expandirse por todo el mundo.

Práctica puritana

Otro punto importante dentro de las creencias de esta corriente, es precisamente el mantener una práctica teológica puritana y legalista en relación con las prácticas religiosas que realizan y su fe en general. Si bien existen diferencias de otras corrientes como con el chiísmo y los sunitas, parte de ellos observan el wahabismo como una secta que hace parte del Islam.

Comportamientos en contra de la religión

Se consideran como prácticas contrarias a la tradición islámica la celebración del nacimiento de Mahoma de acuerdo a la interpretación del Hadiz, el cine, la música, la fotografía, las innovaciones presentes en la religión, la invocación del nombre del profeta o de un santo dentro de los rezos, de manera que solo Alá puede ser invocado. También rechazan la súplica ante las tumbas de los profetas, la práctica de magia o la búsqueda de magos, la edificación de monumentos en las tumbas, el uso de cualquier tipo de talismán y creencias aportadas a estos y la celebración de las fiestas anuales por santos muertos.

Textos religiosos del wahabismo

Esta corriente religiosa acepta dentro de sus escrituras sagradas el Corán, así como el Hadiz o jadiz, como también se le conoce, donde se representan los dichos y las acciones de Mahoma relatadas por los seguidores de las primeras generaciones que le sucedieron. Son los textos más importantes de la fe, razón por la que los wahabíes realizan sus interpretaciones directamente de las palabras del profeta Mahoma.

En la actualidad, se considera que las doctrinas wahabitas son las oficiales dentro de Arabia Saudita. Esto tiene especial importancia si consideramos que desde el año 1970 con el dinero obtenido por las exportaciones de petróleo, el gobierno empieza a financiar tanto escuelas como mezquitas dedicadas al estudio de la interpretación de la corriente religiosa del Islam. Muchos expertos coinciden en que se impone la corriente del wahabismo y no la del salafismo, dado que la primera facilita que la dinastía saudí pueda seguir gobernando el país.