Comunidad Ahmadía: qué es, cómo surge, fundador creencias, características y más

¿Qué es la Comunidad Ahmadía?

Se trata de una de las corrientes del Islam que fue fundada en el año 1889 por Mirza Ghulam Ahmad, a quien debe su nombre y quien fue uno de los líderes religiosos indios más importantes. Consiste principalmente en un movimiento reformador dentro de la fe musulmana, dado que se basa en una serie de reflexiones sobre la esencia de la religión.

Parte de las doctrinas de la Comunidad Ahmadía fueron objeto de debates y polémicas, especialmente por las declaraciones que daba su fundador, quien se denominaba a sí mismo como el Mesías profetizado, además de asegurar que Jesús no murió en la cruz sino que sobrevivió y siguió predicando su palabra buscando a las tribus perdidas de Israel, desplazándose hasta la India.

¿Cómo surge la Comunidad Ahmadía?

La comunidad fue fundada por Mirza Ghulam Ahmad, de quien de hecho debe el nombre del movimiento y quien aseguraba que era el Mesías prometido. En sus inicios el fundador replicaba los métodos usados por los misioneros cristianos, esta vez en la India. Esto da razón de por qué muchas de las mezquitas iniciales habían sido levantadas por el movimiento.

A partir del año 1914 la Comunidad Ahmadía sufre una división entre Ahmadiyya Muslim Yama’at (AMJ) y Lahore Ahmadiyya Movimiento (AAIIL). La segunda de ellas se ha reducido de forma importante en los últimos años, esto se debe especialmente a que cerca del 80% de sus integrantes se pasaron a la primera división AMJ y que constituye en la actualidad una de las divisiones más importantes del movimiento con presencia en cerca de 200 países.

Fundador del movimiento

Como mencionamos, la fundación de este movimiento estuvo a cargo de Mirza Ghulam Ahmad, un líder religioso nacido en el año 1835 en India, quien afirmaba ser designado como el Mesías prometido y Mahdi, figura que vendría en la segunda venida de Jesús siguiendo las profecías de los últimos días del Islam.

Sus primeros años estuvieron marcados por la actividad de la escritura, ambiente en el que desarrolló gran parte de la esencia de la Comunidad Ahmadía en el Islam. Tras la muerte de su padre, Ahmad rondaba los 40 años de edad, y este hecho será determinante dado que es a partir de él que creía que Dios se había empezado a comunicar con él. Es así que para el año 1889, como una promesa de lealtad, toma cuarenta fieles en la ciudad de Ludhiana y forma el movimiento, afirmándose como un líder divino y determinando las primeras condiciones de iniciación.

En sus inicios, la misión de la Comunidad Ahmadía consistía en el restablecimiento de la unidad absoluta de Dios, aspecto que era asegurado por el fundador. A esto se sumaba una especie de renacimiento del Islam mediante la reforma moral de la sociedad de acuerdo a los ideales de la fe musulmana, así como también a través de la propagación del islam alrededor del mundo.

Así pasó desde entonces predicando las ideas religiosas, principalmente por el Punyab, zona del sur de Asia, donde consiguió un gran apoyo al programa que incluía una reforma y una serie de revelaciones personales que según él, recibía de Dios, lo que aumentaba el número de seguidores con el paso del tiempo. Sin embargo, esto también contrajo una considerable hostilidad por parte de varias corrientes del Islam, como lo fueron los musulmanes Ulema.

que es la Comunidad Ahmadía

Creencias de la Comunidad Ahmadía

Ahora bien, para conocer las creencias de este movimiento debemos partir del papel definitivo que desempeñó su fundador. Por su parte, Ahmad aseguraba que era el “Reformador” de la fe musulmana y que era la figura que todas las comunidades religiosas del mundo habían esperado, como el “Mesías” y “Mahdi”.

De esta manera, la comunidad inicia bajo la unión del mensaje conciliador del islam basado en la sumisión a la voluntad de Alá, la hermandad universal y la paz, a partir de la pureza original. A esto se suma la mención de Ahmad en cuanto a los errores que cometían parte de los musulmanes, además de cómo se habían alejado de las enseñanzas verdaderas de la fe islámica.

Una posición que su fundador defendió fue que Jesús no murió en la cruz como muchos piensan y que resucitó, sino que en realidad siguió con vida y dedicó su vida a predicar, en particular en la búsqueda de las tribus perdidas de Israel, aspecto que constataba en las profecías del Antiguo Testamento. Mencionaba que la última de las tribus se encontraría en Cachemira, zona ubicada entre Pakistán e India, donde aseguraba que monjes budistas eran judíos.

El fundador de la Comunidad Ahmadía mencionaba que estaba basado en una serie de investigaciones hechas a el Corán, los evangelios y una serie de textos budistas, razón por la cual podía hacer sus declaraciones.

Características de la Comunidad Ahmadía

Es importante tener en cuenta que este movimiento se distingue de los grupos fundamentalistas, así como de los militantes, a partir de aspectos tolerantes y pacíficos en cuanto a las creencias del islam. Sin embargo, una parte importante de los extremistas del islam creen que la Comunidad Ahmadía es hereje y no la reconocen como corriente de la fe musulmana.

Califato en la Comunidad Ahmadía: en el movimiento, Jalifatul Masih es considerado el sucesor del Mesías, así como el jefe supremo del movimiento. Su elección depende del colegio electoral, el cual está constituido para este fin. Cuando un califa es elegido, tanto hombres, como mujeres y niños deben mostrar toda su obediencia ante él.

Por otro lado, muchos de los áhmadis consideran que Alá es quien se encarga de elegir al califa, como sucedió en el califato Rashidun, dado que en cada ocasión que se requiere la elección de un califa, la mente de los electores, así como su corazón, se inclinan hacia una persona en específico.

Papel del Califa: para esta comunidad, el Califa es el líder, pero también representa el padre espiritual para cada uno de los integrantes de la comunidad. Es por ello que cada que algún miembro del movimiento atraviesa momentos de enfermedad o dificultad, escribe al califa para que este implore y ruegue por ellos.

Un asunto importante y transversal dentro de las corrientes religiosas del Islam, tuvo que ver con la declaración del año 1974 por parte de la Liga Mundial Islámica, la cual mencionó que los áhmadies no eran musulmanes. Este hecho generó la persecución religiosa del movimiento en distintas zonas del mundo, como en Pakistán. En este país la comunidad no puede declararse como musulmana, orar en público, predicar, entre otras prácticas.