Ismailismo: qué es, cómo surge, doctrina de la escuela y más

¿Qué es el Ismailismo?

El ismailismo, también conocido como Ismaelismo, consiste en una de las corrientes religiosas del islam, procedente de una de sus vertientes, el chiismo. Esta corriente debe su nombre a uno de los principios más importantes de la fe, dado que aceptan al Imán Ismail ibn Ya’far como sucesor espiritual elegido de Ya’far as-Sadiq.

ismailismo

En la actualidad el ismailismo es la corriente más grande del chiísmo. Una de sus características más importantes tiene que ver con que consideran que el Corán tiene dos niveles de significado. El primero de ellos es el zahir, el cual hace referencia a lo “aparente” y del otro lado está el batín, que significa “oculto”. Además, el Imán es considerado como una manifestación de la verdad, de manera que se convierte en el camino de salvación de la comunidad a Dios.

Aquí puedes conocer más sobre el Chiismo

¿Cómo surge el Ismailismo?

En cuanto al origen de esta corriente, es necesario situarnos en el año 765, donde se tenían lugar discusiones sobre la sucesión del imán chiita. Por su parte, Ya’far as-Sadiq nombra sucesor a su primogénito Ismail ibn Ya’far, aunque este muere años previos a su papá. Es así que, quienes formarán posteriormente la rama de los Imamíes, la segunda corriente más importante del chiismo, consideraron que debía suceder su otro hijo, y así sube Musa al-Kazim. No obstante, esta corriente no admite la muerte de Ismail, razón por la que difunden la creencia de que se habría ocultado y regresaría al final de los tiempos.

Por otro lado, los ismailíes fueron perseguidos, aunque esto no detuvo que siguieran venerando a su imán oculto mientras hacían proselitismo activo. Este, inició en Oriente Medio y posteriormente en el resto del territorio musulmán. Así, logran establecer un Estado pequeño en Túnez, dado que las tribus bereberes se adhieren y posteriormente pudieron ir por la conquista de Egipto, zona en la que se funda la dinastía fatimí.

Finaliza el éxito del desplazamiento del ismailismo y finaliza con la fundación del califato Fatimí ubicado en África del Norte hacia el año 296. Posteriormente los sucesores en el imanato ismailí empiezan a gobernar como califas fatimíes en un estado que se convierte luego en un imperio y que inicia su expansión. Se considera que, precisamente el período fatimí fue una especie de momento cúspide de la corriente ismailí, dado que en este momento tanto el pensamiento como la literatura de la corriente se consolidan con contribuciones significativas a la civilización del islam, en particular luego de que el califato fatimí de desplazara a El Cairo, ciudad fundada por fatimíes.

Tal fue el avance de la corriente que pronto se convirtió en la rama principal del chiismo. Este crecimiento se evidencia con la llegada de su ápice como poder político dentro del califato Fatimí que se desarrolla entre los siglos X y XII.

Doctrina de la escuela de los ismailíes

Parte de la doctrina de esta corriente se relaciona directamente con la creencia de la unidad de Dios, la unicidad, tawhid. Consideran que la revelación divina finaliza con Mahoma, visto en la corriente como el mensajero de Dios para la humanidad y el profeta final.ismaelis

Por otro lado, es importante mencionar que luego de la muerte de Muhammad ibn Ismail que tuvo lugar en el siglo VIII, las enseñanzas de esta corriente sufren una transformación, donde se fortalece el enfoque en el significado esotérico de mayor profundidad dentro de la religión. Así, surgirá una corriente concentrada en el proceso místico, así como la naturaleza de Dios, junto con el “Imán del tiempo” que pasa a representar la manifestación de la realidad inteligible y la verdad esotérica.

Ser humano

Para el ismailismo, el intelecto del ser humano debe dedicarse a la recuperación y difusión de lo que es oculto e interior.

Principios complementarios

Los seguidores de esta corriente consideran que el Islam tiene todos los principios complementarios. De un lado el principio esotérico o zahirí, el cual está representado por el texto sagrado el Corán a partir de un sentido literal y la Sharia. Y de otro lado el esotérico o batiní, el cual está representado por el imam, además de una interpretación mística del Corán.

Visión sobre el Corán

Para los seguidores del ismailismo, el Corán es una alegoría de un mensaje que se encuentra oculto y el cual, de manera simultánea, es también alegoría de otro que se encuentra aún más oculto. Así, de forma sucesiva se construyen mensajes ocultos hasta llegar a siete niveles de esoterismo. Los seguidores consideran que el último de estos niveles es el que contiene la verdad suprema.

libromensaje

 

 

En el ismailismo consideran que el Corán fue enviado a Mahoma por medio del Ángel Gabriel en un tiempo estimado de 23 años. Además, uno de sus principios se sostiene en que solo el Imán tiene la autoridad para poder interpretar el texto sagrado, ejercicio que debe hacerse teniendo en cuenta la relación con el tiempo presente.

Concepción de Dios

El ismailismo mantiene una teología singular en la que Dios es visto bajo un concepto transcendental y también abstracto. En este sentido, Dios no tiene un comportamiento humano y de hecho, creen que los atributos que le fueron asignados corresponden a su esencia, a la vez que estos no componen una descripción de Dios.

Idea del tiempo

En cuanto a la visión sobre el tiempo, la corriente mantiene una concepción cíclica y no lineal. Es así que manteniendo el concepto del tiempo cíclico de la historia, se relaciona la interpretación del relato del Corán con respecto a la caída de Adán.

Iblis, Satanás

Para el ismailismo, Iblis, es la representación directa del deseo de Adán sobre su paso al estado que se le concedió. De esta manera, Adán experimenta una ambición de querer igualarse al nivel de sus superiores y recibe el castigo de la expulsión del jardín, lo que termina en la pérdida de su rango así como de la preeminencia en cuanto a los intelectos que estaban por debajo de él.

Arrepentimiento

Al Adán sufrir este castigo, pasa a ocupar el décimo intelecto. Sin embargo, es a través del arrepentimiento que buscará recuperar y regresar a su estado original. De esta manera logra convertirse en el símbolo de la humanidad cuando atraviesa los intelectos que se encuentran encima de él y pasa a su estado original.

Objetivo del ser humano

De acuerdo a lo anterior, se marca el retorno que pasa a convertirse en una forma de representar el objetivo del ser humano, el cual está en que a través del arrepentimiento puede alcanzar el reconocimiento de la Unidad de Dios, así como también la sabiduría dentro del proceso creativo. Así, el estado del retorno implica el momento en el que Adán accede al conocimiento de lo que es llamado “los nombres, todos ellos”, situado en el Corán y que para la corriente hace referencia a la conciencia del haqa’iq, que significa las verdades del universo.

imailismo objetivo

 

Numerología

Los seguidores de esta corriente consideran que los números tienen significados de carácter religioso. Un ejemplo de ello es la visión sobre el número siete, el cual desempeña un papel fundamental dentro de la teología de los ismailíes, al cual se le atribuyen especulaciones místicas relacionadas con la existencia de los siete cielos, los siete orificios en el cráneo, los siete continentes, también los siete días de la semana, entre otros.

Otros aspectos de la corriente del Ismailismo

Veamos otros aspectos importantes acerca de esta corriente del chiísmo del islam que tanta importancia ha tenido a lo largo de su historia, consolidándose en una gran variedad de zonas alrededor del mundo:

Influencias del pensamiento

Uno de los aspectos que se debe considerar a la hora de revisar esta corriente del chiismo islámico, es que el pensamiento del ismailismo está influenciado de forma importante por el neoplatonismo. También tuvo influencias de distintas corrientes de la filosofía, el misticismo islámico y la teología.

Divisiones del Ismailismo

En el interior de esta corriente es posible identificar una serie de ramas, como lo son los Tayyibíes y los Musta’líes.

La corriente Drusa o el drusismo, del que ya hablamos en otro apartado, es una doctrina que surge dentro del islam chií ismailí hacia el siglo XIen Egipto, en especial durante el califato fatimí. Se considera que sus vínculos son solamente históricos, y que en la actualidad no tienen ningún tipo de relación pues los fundamentos centrales de la más reciente se sostienen en la transmigración del alma, es decir la reencarnación. Además, se trata de una religión sincretista que incluye conceptos y dogmas diversos tanto de la religión como de la filosofía.

En años recientes ha sido posible identificar la presencia de esta corriente del Islam en zonas como lo son principalmente en la comunidad pakistaní y en India. Sin embargo, otras zonas en las que también se ha instalado, son Malasia, Siria, Bangladesh, Irán, Yemen, Arabia Saudita, Irak, Sudáfrica, Líbano, Angola, África Oriental, Canadá, Australia, Europa, Nueva Zelanda, Trinidad y Tobago, Estados Unidos, Asia Central, entre otras zonas.