Totemismo, el valor del tótem dentro del clan

Totemismo: ¿Qué es, cómo surge y cuáles son sus creencias?

¿Qué es el totemismo?

Se trata de un conjunto de creencias religiosas, sociales y políticas, cuyas manifestaciones pueden ser espirituales o sociales, las cuales se presentan principalmente en poblaciones primitivas cuya representación principal es la figura simbólica que recibe el nombre de tótem, espacio en el que se encuentran varias representaciones de espíritus vegetales o animales que almacenan una relación simbólica. Es así que, el totemismo se refiere a una serie de relaciones ligadas a la naturaleza a través de un sistema de ideas, prácticas y símbolos con el ser humano, pero también puede guardar relación con un animal o un objeto manual.

Por otro lado, es importante mencionar que el Totemismo en si, no es considerado propiamente como una religión, sino como un conjunto de expresión de características y creencias que están arraigadas al ser humano, por lo que se considera como una de las primeras formas de religión dentro de las sociedades primitivas.

 

Origen del Totemismo

El término Totemismo es derivado de la palabra ototeman, que está dentro de la lengua de la tribu Algonkian de Ojhwa, y que hace referencia originalmente a “su hermano-hermana pariente”. Mientras que la raíz gramatical de ote, hace referencia a una relación de sangre que existe entre hermanos de la misma madre. Si bien no es posible fijar una fecha exacta del surgimiento del totemismo, lo cierto es que se ha usado para caracterizar rasgos de índole religioso, pero también de organización de la sociedad en varios pueblos primitivos, por lo que se le atribuye una gran cantidad de tiempo de existencia.

La expansión del totemismo empezó a mostrarse dentro de la vida religiosa de una gran cantidad de tribus indias ubicadas en el continente americano, especialmente en América del Norte, pero también en zonas de África. No obstante, será en Australia donde tendrá su desarrollo más importante, dado que allí las creencias totémicas conviven cerca a sus raíces iniciales. Es así que en la antigua Australia, era común encontrar la agrupación de clanes en una unidad que podía ser una planta, un animal o un objeto al que se le asigna el nombre de tótem, de manera que da inicio a una relación mucho más cercana con los miembros, hasta formar un vínculo especial con ellos.

El tótem surge en un clan donde los miembros están unidos previamente por un vínculo de parentesco, donde participan con igualdad de derechos y responsabilidades como los miembros de una familia, por lo que aspectos como el respeto, la tolerancia y la solidaridad, serán ejes centrales dentro de sus organizaciones.

Principal representante del Totemismo

Si bien dada la antigüedad de este fenómeno religioso no es posible establecer una fecha de origen, tampoco lo es analizar el fundador mismo de la religión, sin embargo, se le atribuye a John Ferguson McLennan un gran valor dentro del totemismo, dado que es quien da a conocer el concepto de totemismo en Londres hacia el año 1870, y de ahí su uso como término en el mundo.

John Ferguson McLennan

Nace en el año 1827 en Escocia. Estudia en el King’s College de Aberdeen en su mismo país de nacimiento donde se gradúa para posteriormente ingresar a la Universidad de Cambridge, lugar en el que inicia su carrera pero no la termina, por lo que, guiado por sus intereses, decide entonces dedicarse a la antropología.

McLennan inicia escribiendo textos en los que habla sobre el simbolismo presente dentro de las ceremonias matrimoniales de los pueblos primitivos. Posteriormente escribe un ensayo que se llamó Parentesco en la antigua Grecia, en el que propone, a través del  estudio de información antigua, la teoría de la historia relacionando el parentesco que proponía en su primer texto en relación con las ceremonias de matrimonio, Primitive Marriage. Más tarde, interesado por todo este aire religioso, escribe una serie de textos y ensayos en los que propone el término de totemismo, los cuales van a ser determinantes dentro del estudio y el desarrollo sistemático entorno a las sociedades de la antigua Europa.

 

Principios, enseñanzas y conceptos del totemismo

El totemismo se basa en la creencia de que existe un vínculo y una afinidad de carácter místico entre un ser humano y un objeto cuyo origen es natural, y que puede originar una afinidad consanguínea con un grupo de personas a través de una especie de plantas, de animales, de elementos, objetos o fenómenos de la naturaleza.

Algunas características fundamentales del totemismo son:

  • Se realizan rituales en relación con el tótem de culto
  • Los nombres o emblemas son relativos al tótem
  • Hay una relación de tipo emocional, mística, mítica o parentesco entre los miembros de un grupo o de manera individual con plantas, animales u objetos naturales a los que se les atribuye el nombre de tótem.
  • El tótem pasa por un proceso de identificación antes de ser declarado.
  • Está prohibido infringir cualquier tipo de daño, dolor, tacto o muerte al tótem.
  • El tótem puede ser considerado como un pariente, un auxiliador, un sacerdote, un patrono o compañero.
  • En algunos casos se considera que el tótem cuenta con fuerzas sobrehumanas

El tótem

Para los aborígenes australianos el tótem no es solo un nombre que se asigna a determinado elemento, sino que se trata de un emblema con el que se identifica y señala la pertenencia de una familia y de miembros de otros clanes para que pueda ser recordada, dado que está fundamentalmente unida a la religión, por lo que el tótem será también un objeto sagrado.

Las ceremonias

En la práctica de las ceremonias del totemismo, el tótem es integrado en el cuerpo de cada uno de los participantes. Es así que la figura en la que vive el tótem puede aparecer reproducida a través de incisiones cutáneas y tatuajes, representada incluso en forma de máscaras.

La iniciación

Esta expresión religiosa requiere de un proceso de iniciación que permite a cada interesado convertirse en miembro del clan. Para ello, es necesario que los participantes masculinos se sometan a la circuncisión y en algunos casos, también a la extracción de dientes. Esta práctica le permite poder adentrarse dentro de los significados del ritual del totemismo mientras que empieza a conocer y familiarizarse con los nombres y los lugares que pisaron sus antepasados.

Voz: churinga

Constituye uno de los elementos más importantes dentro de la vida religiosa del totemismo, pues hace referencia a “sagrado”. Es quizá el instrumento principal para la práctica religiosa, elaborada a partir de madera o de piedra pulimentada con una forma ovalada que generalmente lleva consigo el grabado del tótem del clan. Así mismo, a los churringa se les atribuye otra serie de características y poderes como el de propiedades milagrosas entre las que destacan la posibilidad de sanar heridas, especialmente aquellas que son provocadas por la circuncisión en la iniciación, así como sanar enfermedades de cualquier índole y proveer al miembro de la fuerza necesaria antes de tener algún enfrentamiento, por lo que puede ayudar a debilitar a sus enemigos.

Tótem individual

Se trata de un tipo de tótem que se desliga un poco del común de todos los miembros del clan para adentrarse al ser individual, un culto particular que realiza el ser de forma exclusiva. En este sentido, dentro del tótem individual cada persona puede expresar su personalidad a través de él y su ser como individuo, estableciendo un vínculo especial y vital. Así, el animal se puede convertirse en un alter ego de quien lo practica, el cual, en la participación de la divinidad del tótem, poco a poco empieza a considerarse dentro de la práctica, como el ser sagrado. De manera que para el totemismo, cada ser humano contiene una naturaleza humana y una naturaleza totémica, en relación como individuo y su animal patrón.

Tótem grupal

El totemismo colectivo es quizá la forma de totemismo más conocida y más practicada en el mundo. El tótem grupal contiene una gran variedad de creencias que se relacionan principalmente con la asociación mística hacia las especies de animales, especies de plantas o una variedad de fenómenos naturales que se relacionan con este grupo de personas. Así mismo, esta clase de totemismo tiene que ver con creencias que relacionan tanto el grupo de personas como con las creencias determinadas, de manera que hay una relación directa entre cada individuo con el tótem al que se asocian sus integrantes.

Las asociaciones que se realizan suelen ocurrir en el interior de las tribus, de los clanes o de los linajes familiares, no obstante, en algunos casos los nombres de estos grupos derivan del tipo de asociación que haya con un animal o con la planta espiritual, vinculados de manera específica. En cuanto a la elección del tótem, puede ser un animal que haya tenido una importancia definitiva dentro de la vida de algún antepasado.

Otro aspecto clave dentro del tótem grupal está relacionado con las reglas y prohibiciones que tienen lugar dentro de las tribus, además de los tabúes que pueden formularse y las leyendas locales.

El origen genealógico del ser humano

Uno de los principales componentes de la creencia del totemismo, tiene que ver con la relación que existe entre las creencias y el origen genealógico de los seres humanos que, supuestamente, hacen parte y se relacionan directamente con el tótem, por lo que aparecen una serie de aspectos que se fundamentan en lo moral y la formación de tabúes que en muchos casos se ritualizan o se evitan.

Tabú y exogamia

La exogamia, hace referencia al matrimonio que se realiza fuera del grupo, junto con el tabú y en ocasiones también el tótem, son los tres fenómenos que más aparecen ligados dentro de las sociedades que practican el totemismo, razón por la que muchos estudiosos de este conjunto de creencias, han agrupado estos tres conceptos dentro del término del totemismo para crear una especie de sistematización que incluye los símbolos, las prohibiciones, las reglas y demás modalidades que tienen en cuenta las ceremonias matrimoniales, así como también las demás formas de manifestación cultural.

Organización social del totemismo

Un concepto central que está ligado al totemismo está en contacto con la organización social, pues se suele considerar al totemismo, también como un sistema social en el que confluyen varios aspectos que establecen la existencia de un grupo basado en distintas prohibiciones y conceptos.

Consumo de la carne del tótem: quienes hacen parte del totemismo, dentro de un mismo grupo y por tanto, con un mismo tótem, están en la obligación de abandonar y no consumir la carne de la especie animal en la que está representado el tótem, así como también no deben consumir la carne de especies que presenten un tipo de relación analógica con el objeto de tótem. Esto va en contra de uno de los preceptos clave hacia no atentar contra el tótem desde el consumo y desde una acción que le provoque la muerte.

Nombre de la familia: dado que el tótem a menudo suelen ser también los antepasados, el nombre de familia de este usualmente el apellido, indica a los ascendentes la no búsqueda de un cónyuge o pretendido que se encuentre fuera del clan al que pertenece. Esto constituye una falta moral y sociológica.

Actividad y sostenimiento: si bien la sociedad requiere de alimentos, objetos, matrimonio y demás procesos para que funcione, el totemismo considera que estos deben ser buscados por fuera del clan o del grupo. En este sentido, se establecen una serie de precauciones que permitan a los integrantes evitar el contacto con cualquier elemento o posible acercamiento con el tótem con la ayuda de las prohibiciones.

Símbolos más importantes del totemismo

Churringa

Como lo mencionamos previamente, el churringa es uno de los elementos más importantes dentro de la práctica religiosa. Con su forma ovalada es uno de los tesoros religiosos del clan y debe guardarse de forma disimulada dentro de un recinto apartado y que esté lejos del alcance de curiosos, extranjeros, mujeres y cualquier otra persona que no esté iniciada en la religión.

Grupos del totemismo

Siendo una de las religiones o tipos de creencia religiosa más antiguos del mundo, se han establecido una serie de clanes o tribus aborígenes por su práctica y por ser influyentes dentro de la zona en la que habitan para quienes lo rodean. Aquí presentamos algunos grupos aborígenes más importantes para el totemismo:

Birhor:

Esta tribu, que nace en la India, se encuentra organizada en una serie de grupos que mantienen un vínculo y una conexión entre sí a través de sus ancestros, pues son antepasados comunes. De esta manera, los tótems que se usan en cada una de las agrupaciones, son las representaciones de los ancestros en común, los cuales pueden tener la forma de objetos inanimados, plantas o animales.

Una particularidad de esta tribu en cuanto a su creencia, tiene que ver con la concepción de que los animales, así como las plantas y objetos en los que pueden estar los tótems, no pueden ser agredidos, dañados o perjudicados intencionalmente, pues esto rompe con las normas que se establecen dentro de la comunidad y lograría fragmentar las relación de cada uno de los integrantes con respecto a sus antepasados representados.

Ritual Maorí:

Ubicados especialmente en Nueva Zelanda, se trata de una tribu aborigen cuya religión está fuertemente ligada hacia los conceptos del totemismo. De acuerdo a sus creencias, todo está relacionado con lo que existe, incluso con los antepasados de cada especie de animales y plantas, así como también con cada ser humano, por lo que su creencia se fundamenta en la genealogía.

Es así que en esta tribu los ancestros tienen un gran valor, por lo que suelen aparecer como los tótems, de manera que para los presentes sus ancestros representan no solo un elemento de culto sino que también viven dentro de cada uno de ellos. Así mismo, los animales y las fuerzas naturales pueden tomar la figura de tótems, en especial la lluvia, el sol y los canguros.

Iban:

La tribu Iban ubicada en Malasia se caracteriza principalmente por su práctica en el totemismo individual, y es la forma de tradición establecida. Allí, una persona que tenga un sueño con sus antepasados en el que haya la pronunciación del nombre de algún animal o cualquier objeto, se toma como si éste fuese a manifestarse en la realidad a través de él. Luego de esto, la persona de la tribu empieza a analizar la conducta de cada especie animal que le fue nombrado en el sueño por el ancestro, de esta manera logra definir e identificar cuál de ellos posee el espíritu de su antepasado para su propia protección. Así, los miembros llevan con ellos la parte del animal que le fue nombrado a la persona.

Shona:

Quienes hacen parte de esta tribu de Zimbabue se han caracterizado principalmente por el acercamiento con el totemismo desde los primeros pasos de su cultura, estableciendo una serie de tótems con los que fijan su relación. El uso de los tótems dentro de los aborígenes Shona, ha permitido que los clanes se identifiquen dentro de la sociedad, los cuales dominan la región y en este sentido, lograron la formación de las grandes civilizaciones antiguas y las dinastías que empezaron a poblar esta zona.

El uso de los tótems en los aborígenes Shona suelen ser especies de animales, los cuales son usados para prácticas ritualistas como lo son la protección ante el posibles acciones de incesto, la realización de alabanzas con la recitación de textos poéticos y el refuerzo de la identidad y la distinción de cada uno de los clanes.

Sitio sagrados del totemismo: ertnatulunga

Santuario: ertnatulunga

Se trata de un santuario en el que se reúne todo el grupo totémico. Se caracteriza principalmente porque para sus miembros, es un espacio sagrado en el que emana una fuerte energía que transmite no solo su visitante, sino el mismo entorno, pues es un lugar de paz que puede servir de refugio para quienes estén siendo perseguidos. En este lugar no está permitido que sus miembros realicen actividades de caza con ninguno de los animales que vivan cerca del santuario.

El totemismo no está en una región en específico, de hecho, resulta difícil poder determinar cuáles zonas son ocupadas por practicantes, dado que se encuentra en determinados pueblos o clanes alrededor del mundo. Así, el totemismo no solo se ubica en las culturas arcaicas dentro de los pueblos cazadores y recolectores, sino que también está vivo dentro de las sociedades y culturas modernas. Una de las razones por las que esto ha sido posible, tiene que ver con el totemismo individual en la que existe una herencia del totemismo personal que ha logrado radicarse dentro de un apego o de un sentimiento en relación con un objeto afín.