Neoplatonismo ¿Qué es, surgimiento, profeta? y más

Neoplatonismo: ¿Qué enseña, cómo nace y cuál es su doctrina?

 

¿Qué es el Neoplatonismo? Se llama Neoplatonismo a un conjunto de doctrinas procedentes de la escuela de inspiración platónica que tuvo lugar durante el siglo III y el siglo VI. El Neoplatonismo es la representación de la expresión del último pensamiento pagano de la antigüedad, en la cual se reúnen las ideas de Platón y que, posteriormente, va a dar paso a la doctrina que sostiene la emanación mística frente al mundo material desde el principio espiritual.

En general, el término del Neoplatonismo define, también, una serie de aportaciones procedentes de las diversas corrientes de pensamiento que caracterizan lo que fue la primera etapa de la filosofía helenista, razón por la que el Neoplatonismo hace parte de las ramas de esta religión griega.

 

neo platonismo

 

Origen del Neoplatonismo

 

Durante el siglo II antes de Cristo, nace en Alejandría, Egipto, la corriente del Neoplatonismo por dos filósofos, Amonio Saccas y Plotino. Plotino, filósofo, quien también es uno de los máximos exponentes de la filosofía en general, nacido en Egipto y que dedicó su vida al estudio de Alejandría en compañía con el filósofo Ammonio Saccas, considerado directamente el fundador del Neoplatonismo y que, para el año 224 lleva la nueva doctrina a Roma. Una vez la doctrina llega a Roma, Plotino decide crear la primera escuela. Durante esta misma época, el Neoplatonismo empieza a enseñarse en varias de las escuelas filosóficas hasta que llega el siglo VI.

Porfirio, discípulo de Plotino, fue quien redactó todas las lecciones impartidas y luego las publicó, en lo que se llamó Las seis Enéadas, una colección completa de su trabajo. Luego tomó la dirección de acuerdo a las escuelas a fines durante el siglo III. Tiempo después, Jámbico, quien había sido editor de Porfirio en Roma, fundó la escuela de Siria, en la cual inicia las enseñanzas en Apamea, lo que es actualmente Qal’ at al-Madhiq.

Durante el siglo V la escuela y la tradición filosófica del Neoplatonismo se mantiene y se conserva, de manera que para el año 400 empieza a ser enseñada en la Academia de Atenas, principalmente por uno de los sucesores de Proclo, por Plutarco de Atenas, un filósofo que restablece la Academia platónica en la ciudad y de la cual es el encargado de dirigir. Para el 529 la escuela de Atenas se clausura con un edicto que es proclamado por Justiniano I, emperador del Imperio Romano de Oriente desde el año 529, cuyo reinado se basó en restaurar la antigua grandeza que gobernaba en lo que había sido el Imperio romano clásico. Posteriormente, Diádoco Damascio y Simplicio de Cilicia van a Persia en busca de refugio.

Con la muerte de Hipatia, una de las principales figuras del Neoplatonismo, del cual era filósofa y maestra en el 415, la Escuela de Alejandría se empieza a alejar del Neoplatonismo. No obstante, para el siglo VI llega a ser uno de los principales focos de resistencia frente a las demás doctrinas, por lo que logra subsistir.

 

Fundador del Neoplatonismo: Amonio Saccas y Plotino

 

Si bien Plotino es una de las principales figuras y representantes del Neoplatonismo, en realidad, se considera a Amonio Saccas como el fundador directo de la corriente de esta doctrina.

Amonio Saccas

También conocido como Amonio Sacas o Sakkas, fue uno de los filósofos más importantes de Alejandría durante el siglo III. Su nombre le fue asignado durante su juventud, donde se dedicaba al trabajo de cargador en el muelle. Se cree que fue educado en el cristianismo, de la cual pasa luego al paganismo. Eruditos afirman que vivió entre finales del siglo II y principios del siglo III. 

Se considera que una de las principales influencias de Amonio Saccas fue propiamente su vida y las enseñanzas que adquirió desde los ambientes en los que habitó, dado que se desconoce a ciencia cierta las figuras que hicieron parte de esto, pues no dejó nada escrito. Muchos autores han dicho que Amonio pudo haber estudiado con Orígenes, el cristiano, aunque aún no se tienen datos concretos. 

En cuanto a la forma de transmitir sus enseñanzas, lo hacía a través de la transmisión oral, enseñando filosofía con un aspecto de misterio. Al filósofo también se le conoció  como el “instruido por Dios”. Sus principales discípulos eran Longino, Plotino y Erenio, quienes le tenían por “teodidacto”, además de otra categoría de discípulos entre los que están: Orígenes (el pagano), Hierocles, Teodosio y Casio Dionisio Longino.

Entre los datos que se tienen de Amonio Saccas, rescatados de testimonios de Porfirio, Nemesio de Emesa, Eusebio de Cesárea y Teodoreto, han arrojado la siguiente información:

Amonio Saccas enseña durante al menos unos cincuenta años, en la época de Cómodo hasta su muerte, la cual data aproximadamente hacia el año 242. Durante este mismo año inician las expediciones de Giordiano III en Persia, a las que se une Plotino posteriormente.

Aunque si bien el origen de Amonio era cristiano, este renegó durante mucho tiempo su fe cristiana para poder acercarse a la filosofía griega, dado que menciona que en su pasado fue pagano.

Mientras Amonio era cristiano, Orígenes, cristiano, uno de los principales discípulos, estuvo en su escuela filosófica.

No es posible ignorar el interés de Amonio por las religiones de origen oriental, especialmente por la religión persa, dado que, incluso, Amonio transmite a algunos de sus discípulos información procedente de esta cercanía, particularmente a Plotino y Antonio, quienes, posteriormente, también van a interesarse por esta religión.

Eusebio habla del llamado “Tratado sobre la relación de Moisés y de Jesús”, el cual se explica a partir de la suposición de que Amonio lo habría compuesto antes de su “apostasía”, o también se habla de un homónimo autor cristiano.

Amonio siempre intenta conciliar el pensamiento de Aristóteles con el de Platón durante las lecciones que imparte a sus discípulos, de manera que sigue lo que se llama la orientación “ecléctica”, la cual constituye una de las principales características de Antíoco de Ascalón, y también del “Platonismo medio”, el cual Plotino y Porfirio buscaron reanudar durante esta época.

 

fundador-neoplatonismo

Plotino

Plotino fue uno de los filósofos griegos exponentes del Neoplatonismo más importantes de su época. Aunque si bien no se conoce a ciencia cierta el lugar de nacimiento de Plotino, se ha especulado que podría ser en Licón y Suidas, aunque también se ha mencionado a Licópolis. Procedente de la provincia romana, nace en el año 203 o 204 después de Cristo. Hacia el año 232 ingresa al círculo que había sido formado por Amonio Saccas en Alejandría, en el que ya estaba presente Orígenes, el pagano, Erenio y Longino.

Para el año 242 Platino decide embarcar en la expedición bélica que había promovido Giordano III el emperador, y la cual estaba dirigida hacia Persia con el fin de llegar y acercarse a la filosofía de este territorio. Sin embargo, la expedición fracasa y el emperador es asesinado. Plotino logra, tras una serie de acontecimientos, refugiarse en Antioquía. Una vez allí, Plotino decide abrir una escuela en Roma en el año 246, lugar en el que disfruta de los conspicuos personajes que hacían parte de la corte, entre los que se destaca Galieno el emperador y Cornelia Salonina, su esposa.

Gracias a variados testimonios compilados, se ha recogido la siguiente información acerca de la vida de Plotino:

Se sabe que Plotino solía dedicar una gran parte de su tiempo a recoger niños huérfanos y llevarlos a su casa, donde ellos recibían sus lecciones, aún cuando se ha dicho que llevaba una vida profundamente ascética Plotino deja ver su carácter afectuoso y cariñoso con ellos.

La dieta alimenticia de Plotino era estrictamente vegetariana.

Plotino no contrae matrimonio con ninguna persona y tampoco se deja retratar.

Se le han atribuído dotes místicas a Plotino, catalogándolo como un visionario.

 

Sólo hasta el año 254 Plotino empieza a establecer sus obras por escrito, formando una serie de 54 tratados organizados en seis libros cada uno de nueve capítulos, los cuales llevan el nombre de Enéadas. De hecho, esta obra se considera como uno de los Tratados más importantes y fuertes del mundo antiguo, compartiendo lugar con los tratados formulados por filósofos como Aristóteles y Platón. Siendo uno de los filósofos en el Neoplatonismo, fue definido como un neoplatónico místico, dado que realiza nuevas bases de la metafísica clásica incluyendo en el proceso caminos que estaban mucho más cercanos a la mística de raigambre pitagórica junto con la platónica, mucho más que al camino que siguió Aristóteles.

Plotino muere hacia el año 270 después de Cristo a los 66 años de edad en Campania, a causa de una dolorosa enfermedad, muchos han dicho que habría muerto de lepra.

En general, se puede definir la filosofía de Plotino, como un tipo de cosmogonía que tiene una estrecha relación con la física. En este sentido, la metafísica ha sido un elemento esencial dentro de su forma teórica, por lo que se considera heredero de Aristóteles, aunque en más medida heredero del pensamiento y las ideas de Platón.

Otros representantes importantes del Neoplatonismo, son:

Porfirio y Jámblico: siguen las ideas de Plotino, siendo también de los discípulos que lo siguen por más tiempo difundiendo las enseñanzas del Neoplatonismo.

Procio: es considerado como el sistemático de los seguidores de la doctrina del Neoplatonismo. Procio es el más importante representante de la etapa de su pensamiento filosófico, aunque también fue la última gran figura que tuvo esta corriente.

Marino: es discípulo de Procio y continúa con las enseñanzas y la doctrina planteada por el Neoplatonismo.

 

doctrina neoplatonismo

Doctrina de Plotino y del Neoplatonismo

 

La principal característica de la doctrina planteada por Plotino, tiene que ver con la existencia de una realidad que permite cualquier otro tipo de existencia, denominado lo Uno. Es así que el principio básico consiste en sólo lo Uno, mientras que existen otras dos hipóstasis y las demás son realidades que se derivan de la principal. Porfirio hace una atribución a las hipóstasis, siendo uno de los discípulos de Plotino, al plantear en el pensamiento de su maestro, dado que este término no se había encontrado dentro del texto más importante del Neoplatonismo, las Enéadas.

Una de las características claves del Neoplatonismo, es la oposición categórica que establece entre lo carnal y lo espiritual, configurada desde el dualismo platónico en relación con materia e idea, proceso que produce la oposición a través de la hipótesis metafísica que existe entre los agentes mediadores, el alma universal y el nous, los cuales tienen la facultad de transmitir el poder divino del Uno a todo lo que existe a través de la aversión ante el mundo de los sentidos. Esto se realiza principalmente por la búsqueda de liberar al ser humano de una vida de sensaciones para someterlo a la disciplina que requiere el ascetismo.

Las tres hipóstesis

  • Lo Uno:

Es así que lo “Uno”, dentro de la teoría, no es una idea que pueda describirse, puesto que se trata de la unidad, lo más alto y grande a tal punto que a veces puede ser usado para denominar a Dios mismo como lo eterno y lo único.

El principal objetivo de Plotino, antes de corregir o modificar, se inclina por guardar silencio antes de pronunciarse, por lo que se le suele asociar siempre con el aspecto místico. Es precisamente esta razón por la que no hay términos para referirse a la doctrina de forma detallada, siendo en últimas la realidad. La unidad es la que funda la existencia de todo cuanto existe en el mundo, y el cual conforma la base de la doctrina de Plotino.

El Uno va mucho más allá de un ser, por lo que no se describe ni de forma positiva o de forma negativa al Uno.

 

El “nous”:

La segunda hipóstasis es el “nous”. Aunque si bien no hay propiamente una traducción acerca de este término, algunos autores lo han asociado como el “espíritu”, aunque algunos otros también lo refieren como la inteligencia, sin embargo se trata de un sentido más cercano a lo místico que a lo intelectual. Plotino señala el “nous” tomando como punto de partida la semejanza que existe entre el Sol y la Luz, en el que lo Uno sería el Sol, mientras que el “nous” sería la Luz. Es así que, la función del nous como la Luz, es la que parte de que el Uno tiene la posibilidad de verse a sí mismo, no obstante, siendo imagen del Uno, toma también la figura de puerta a través de la cual podemos ver al Uno. De manera que Plotino afirma que el nous puede ser observado si se aplica dentro de la mente del ser humano una dirección contraria en relación con los sentidos.

Se cree que el concepto ha sido tomado de la dialéctica procedente de La República, en la que ocurre un proceso parecido y el cual permite alcanzar una visión formada por la forma que tiene el Bien y no, específicamente, el Bien mismo.

En otras palabras, el nous puede entenderse como un tipo de “inteligencia pura”, procede de lo Uno y por esta razón es una especie de “desparramarse” en el proceso de hacerse a sí mismo, por lo que la analogía con respecto al Sol y la Luz se comprende como una imagen que permite formular la idea de que la frecuencia en la que emana la luz del sol. Esta sería la forma ilustrativa de imaginar y pensar la partida de un círculo desde su núcleo.

El alma:

La tercera hipóstasis es directamente el alma, la cual cuenta con una doble naturaleza dentro de su desarrollo. Mientras que en uno de sus extremos se liga al nous, en el otro se asocia directamente con los sentidos del ser humano, en el cual figura con un rol de creadora. Plotino denomina el alma a partir de la naturaleza como un proceso que inicia desde la más baja parte del alma, siendo su resultado final.

Otros principios y enseñanzas del Neoplatonismo

La unidad:

El Neoplatonismo considera que la unidad es en últimas la esencia que causa y de la que proviene todo, así mismo a la que se devuelve todo. Una de las formas en la que explica esta relación y funcionamiento, es a través de las gradaciones descendientes, el cual inicia desde abajo hacia arriba de acuerdo a los cuatro mundos:

El sensible y material

El intelectual inferior (consta de las almas humanas y demonios)

El intelectual superior (consiste en la de los dioses inferiores, los espíritus puros o los ángeles)

El inteligible: aquí se encuentra el mundo que representa la inteligencia de carácter suprema que procede de las almas superiores, también llamados espíritus, así como el alma universal de la que se despliegan los demonios y las almas de los seres humanos que están unidas a los cuerpos. Es así como las dos partes conforman el mundo inteligible intelectual.

 

La conciencia absoluta:

Para el pensamiento del Neoplatonismo, la conciencia absoluta no es una propiedad que emerja de conformaciones de tipo material que estén organizados de una forma determinada. De hecho, la conciencia absoluta toma como punto de partida el primer efecto de la actividad del Uno. Es así que el principal objetivo de la conciencia absoluta es llegar a la comprensión de sí misma.

 

La ética:

La ética del Neoplatonismo está estrechamente influenciada por el aspecto religioso en cuanto a la tendencia sobre lo místico del ser humano con el fin de establecer un contacto directo con las divinidades o deidades. Para explicar este concepto, Plotino se basa en el desarrollo de un esquema idealista, el cual consta de elementos platónicos que logran influir en la ascética del cristianismo y que, consigue, que aún perdure dentro de la práctica de varios grupos religiosos.

La ética se construye a partir del Uno, el cual es la base de todo y es sinónimo de la perfección total, pues constituye el principio de origen divino que subyace y se expresa hacia el exterior a través de la inteligencia. Posteriormente, toma se despliega en forma de alma y finalmente en las almas que son similares al cuerpo. Otro aspecto que se debe considerar dentro de la ética del Neoplatonismo, es la importancia que se le atribuye a la vida intelectual, dado que lo considera como el principal propósito dentro de la vida del ser humano.

 

La relación con la religión cristiana:

Se debe destacar que algunos cristianos post apostólicos empiezan a creer en el platonismo, y en especial en una serie de filosofías antiguas consideradas paganas que, por su parte, el cristianismo pretendía olvidar. No obstante, es el Neoplatonismo la nueva doctrina que traerá elementos que empiezan a llamar la atención de los llamados cristianos intelectuales.

Más tarde, el Modelo Tripartito de la divinidad que era propuesto por la doctrina del Neoplatonismo, empieza a complementarse muy bien con la doctrina de la religión cristiana en cuanto a la Santísima Trinidad. El Neoplatonismo hace un llamado al cristianismo para la vida ascética y establece el reino inmaterial y trascendente, colocándolo como el bien supremo.

El principal foco de atención para los cristianos consistió en el que el Neoplatonismo contenía una serie de ideas básicas de la religión cristiana, pese a que la única diferencia fue que el Neoplatonismo jamás reconoció la figura de Cristo. El concepto de la Trinidad fue originalmente platónica en sus inicios, aunque muchos cristianos negaran su procedencia, razón por la que una parte importante de los padres de la iglesia se consideraron a sí mismo como platónicos. Es así como el ser “único” que planteó el platonismo, pasa a ser más tarde el Dios hebreo para los seguidores del cristianismo. Y finalmente, otro punto esencial de relación entre el Neoplatonismo y el cristianismo, tuvo que ver con la idea del demonio, dado que en el Neoplatonismo no se hablar de éste, sino que, el mal se atribuye directamente a la carencia de bondad en la vida del ser humano.

 

platon

 

La naturaleza:

En el Neoplatonismo, la naturaleza requiere la esencia de cada ser natural, la totalidad del mundo natural y el aspecto inferior que se encuentra dentro de la vida consciente. De esta manera, cada elemento que hace parte del mundo natural, sin importar su tamaño, categoría o dependencia, es portador de un momento eterno, pero también de un momento divino.

 

La materia:

El concepto de la materia dentro de la doctrina que propone el Neoplatonismo, es uno de los elementos más importantes, dado que la materia forma parte de cada uno de los cuerpos de la naturaleza y en este sentido, es también la parte más lejana con respecto al Unum. La materia le permite al seguidor del Neoplatonismo, la posibilidad de observar la más imperfecta forma de las ideas, dejando también como último reflejo el alma universal. La materia se encuentra separada de la materia ideal dada su extensión.

La inmortalidad:

Con respecto a la visión de la inmortalidad, el filósofo Plotino siempre sostuvo el criterio que se dicta en el Fedón, también conocido como: Sobre el alma, el cual consiste en un diálogo platónico que se realiza en los últimos momentos de vida de Sócrates y que Platón utiliza para poder exponer las ideas, la teoría de las ideas, la teoría de la metempsicosis y la teoría de la reminiscencia.

Según Plotino, el alma del ser humano es la esencia, por lo que es de carácter inmortal. Sin embargo, también afirma que esta esencia puede fundirse con el nous, razón por la cual se pierde la personalidad, pues se funde con ella.

Aunque si bien Procio es el último gran representante de lo que fue el Neoplatonismo, es Marino, su discípulo quien continúa, pasa a ser maestro de Damasco quien representa la escuela en un momento crucial, dado que había sido suprimida por Justiniano hacia el año 529. Es así que Damasco continúa las enseñanzas en compañía de Simplicio, exiliado a Persia. Para la mitad del siglo VI, Olimpiadoro y Juan Filopón empiezan a resaltar en Alejandría como las principales figuras del Neoplatonismo. No obstante, luego pasan a convertirse al cristianismo, lo que produce el fin de la escuela de Platón.