Cinismo ¿Su origen, creencias, fundador, símbolos? y más

Cinismo: qué es, fundador de la escuela cínica y enseñanzas

¿Qué es el Cinismo? Se define como un sinónimo de descaro o insolencia, la cual constituye una de las doctrinas filosóficas de la Antigua Grecia y rama del Helenismo. El Cinismo sostiene que la virtud era el único y posible camino para alcanzar la felicidad, por lo que rechaza una serie de aspectos como lo son principalmente las convenciones sociales, ligándose sólidamente al ascetismo. 

La escuela cínica se funda en la segunda mitad del siglo IV antes de Cristo por Antístenes y Diógenes de Sinope, uno de los filósofos más importantes de este momento. Para la creación de esta escuela, deciden reinterpretar la doctrina socrática basados en que la forma de vida y la civilización representaban un mal para los mismos seres humanos, razón por la que se debe llevar una vida que concuerde con la naturaleza. 

 

Origen de la Escuela cínica

El Cinismo como filosofía y doctrina religiosa surge en la Antigua Grecia fundada por el griego Antístenes y Diógenes, filósofo, hacia la segunda mitad del siglo IV antes de Cristo. Nace como respuesta a la necesidad de realizar una interpretación de la doctrina socrática, tomando como punto de partida el mal que significaba para los seres humanos las formas de vida que estaban llevando, las cuales debían ser reemplazadas por una vida sencilla de acuerdo a la naturaleza.

Desde el inicio, tanto Antístenes como Diógenes de Sinope rechazan las riquezas y las preocupaciones del ser humano en el sentido material, dado que consideraban que cada ser tenía en sí mismo todos los elementos necesarios para poder alcanzar la felicidad que necesitaba. Mientras menos necesidades, mayor felicidad y así, mayor libertad. 

Inicialmente los cínicos se destacaron por sus excentricidades, además de la visión en contra de la corrupción acerca de las costumbres que tenía la sociedad y los vicios del ser humano griego en esta época. Es así que surge la “Anaideia”, concepto griego que se utilizó para nombrar a la desvergüenza o la irreverencia. 

 

cinismo

Fundadores del cinismo: Antístenes y Diógenes de Sinope 

Antístenes 

Nacido en Atenas en el año 444 a.C, Antístenes fue un filósofo griego hijo de padres tracianos, un pueblo indoeuropeo, del cual recibe una gran variedad de influencias que marcan su vida, especialmente por la condición de meteco, que significaba extranjero, un no griego. 

Antístenes decide estudiar retórica bajo las enseñanzas de Gorgias de Leontinos, un filósofo sofista de la filosofía griega. También recibió enseñanzas de Hipías de Élide y Pródico de Ceos. Posteriormente pasa a ser uno de los discípulos de Sócrates, de quien empieza a tomar elementos que conforman sus enseñanzas sobre ética. 

La principal razón que motiva a Antístenes en búsqueda de respuestas que lograran satisfacer sus pensamientos, es el desencanto de la filosofía de su época, a tal punto que pierde su fe en ella. Es así que su influencia por la disciplina socrática lo impulsa a crear su propia escuela a la que llamó Cinosargo. Cinosargo era un gimnasio público que estaba ubicado afuera de la Antigua Atenas, su nombre lleva a pensar a muchos eruditos que sería la raíz para el nombre de los cínicos. Los discípulos más importantes de la escuela de Antístenes, eran especialmente pertenecientes a las clases populares, esto se debía a la simplicidad de sus palabras en las prédicas que realizaba. La escuela empieza a crecer y su vestimenta, la cual constaba de una capa y un báculo, pasó a convertirse en el uniforme que usarán en la escuela. 

 

Características de la doctrina de Antístenes

Uno de los principales aspectos que caracteriza la doctrina de este filósofo, tiene que ver con que es una doctrina fabricante, pese a que se tiene una gran variedad de textos. Antístenes, similar a la escuela eleática, una corriente que surge entre los siglos VI y V antes de Cristo, niega que las cualidades tengan una realidad, dado que ello necesitaría o definiría que un ser es y no es de forma simultánea. 

Otro aspecto que hay que mencionar, es que gran parte de su trabajo y legado se enfocó en la prédica del ascetismo, mucho más que sobre la ética, aunque también aparecen otros elementos clave como la simplicidad. Su filosofía se basó en una teología negativa en la que sostenía que el dios al que se referían, no es como las cosas, dado que nada en lo que a las cosas respecta, puede afirmar que es dios. 

Diógenes de Sinope

También conocido como Diógenes el Cínico, fue un discípulo de Antístenes y filósofo griego que hizo parte desde el principio de su historia, de la escuela cínica, aunque no legó ninguno de sus escritos a la posteridad. Nacido en Sinope, una de las colonias jonias del mar Negro en el 412 a.C, poco se llegó a saber de su infancia, solo que su padre era un trabajador banquero llamado Hicecias. 

Diógenes debe trasladarse a Atenas debido a que fue exiliado de su ciudad natal, es allí donde se convierte en discípulo del más antiguo de los pupilos de Sócrates, el filósofo Antístenes. Inicialmente, Diógenes vive en condición de extrema pobreza cuando llega a Atenas, sin embargo, posteriormente lo considera como un estado de virtud. De hecho, algunos investigadores han afirmado que vivió en una tinaja y no en una casa, además de que caminaba durante el día por las calles de Atenas con una lámpara que permanecía encendida y que mencionaba que “buscaba hombres” de virtud honesta y sincera. Las pertenencias que llevaba consigo eran un zurrón, un manto, un cuenco y un báculo.

Más tarde, en Corinto, continúa con las enseñanzas cínicas basadas en la autosuficiencia, la cual implicaba una forma de vida natural en la que el ser humano se abstuviera de los lujos de los que se jactaba erróneamente la sociedad de su época. Según el pensamiento de Diógenes, la virtud es directamente el soberano de lo que es el bien, de manera que las riquezas son bienes falsos que se deben despreciar y alejar de la vida diaria. 

 

cinismo doctrina

 

Características de la doctrina de Diógenes

El principio de su filosofía se basa en la denuncia de lo convencional, presentando en oposición, la naturaleza. De manera que el sabio deberá iniciar un proceso para liberarse de los deseos que lo someten y, en esta medida, empezar a reducir a lo más mínimo todas sus necesidades. Su principal objetivo era llevar una vida recta rechazando los deseos de la sociedad, incluso, era para él más importante esto que formar su propia escuela. 

Una de las principales características que lo distinguen de su maestro y principal fundador de la escuela cínica, Antístenes, tiene que ver con que Diógenes consideraba a la propiedad como uno de los impedimentos más fuertes para la vida, pues, aunque no le proporcionaba algún valor, algunos eruditos afirman que parte de sus enseñanzas estuvieron enfocadas al robo como algo admisible, dado que: “todas las cosas son propiedad del sabio”. 

Otro aspecto acerca de sus doctrinas y en lo que va a coincidir con varios filósofos, es la noción de que la virtud es la supresión directa de las necesidades, las cuales pueden dejarse en la medida en la que el ser humano lleve una vida natural y ascética, pues debe abstenerse y mantener las privaciones como uno de los mecanismos para la rectificación moral, rechazando las convenciones que propone la vida social. En general, Diógenes defiende la importancia de practicar las virtudes morales despreciando los deseos relacionados con los placeres mundanos, pues consideraba a los deseos como amos que someten al ser humano como esclavos. 

La paideia conforma parte fundamental de los principios cínicos, dado que en ella se basa el rechazo hacia las formas de civilización, las cuales hacían que los jóvenes griegos practicaran diferentes disciplinas, entre las que estaban: la astronomía, la gimnasia y la música, las cuales buscaban incesantemente la areté, la excelencia del ser griego. 

 

Principios del cinismo: enseñanzas y conceptos 

Aunque si bien hay un proceso de enseñanza por parte de los cínicos, lo cierto es que el cinismo no tuvo propiamente una escuela filosófica central y única, pues se organizaban dentro de un gimnasio. Esto se debe principalmente a que tanto Diógenes como Antístenes, rechazan la formación y la escuela, pues repudian las normas y las convenciones. 

En términos filosóficos, el cinismo busca retomar un modo de vida sencillo, sin embargo, fue mutando con el paso del tiempo. En la actualidad, el cinismo está asociado con la tendencia de no creer ante la palabra, la sinceridad y la bondad del ser humano. El cinismo no cree en las acciones del ser humano y siempre se muestra con una actitud de ironía y sarcasmo frente a ellas. 

 

Descripciones del cínico 

La persona cínica se caracteriza principalmente porque hay una relación de identificación con la figura de un perro, esto se evidencia en facultades como la desfachatez y la sencillez de la vida de esta especie animal. En cuanto a su aspecto físico, los cínicos llevaban un cayado y una alforja, así como también siempre dejaban crecer su barba. Generalmente los cínicos practicaban con frecuencia juegos de palabras como metodología para mostrar sus ideas, así como también teorías que a menudo eran acompañadas por la ironía y el humor. 

El hombre cínico no solo rechaza, también desprecia profundamente las normas y las convenciones forjadas socialmente, las cuales comprende: el poder, la riqueza y la fama, dado que las considera como valores impuestos no hacen parte del camino en busca de la virtud.

Por otro lado, en cuanto al cubrimiento de sus necesidades, el cínico se preocupa por satisfacer sus necesidades básicas, lo que implica dejar a un lado los bienes y las riquezas, así como también descuidar su higiene y vestuario diario. No cuenta con una familia cercana y un sustento, pues su vida está orientada a advertir a las personas cercanas la corrupción de la sociedad en la que vive. 

 

La ascesis 

El cinismo se diferencia de otros movimiento filosóficos de su época en cuanto a la importancia y valor que se le otorga a la ascesis. Se trata de la práctica continua de un ejercicio que no solo concierne al cuerpo, sino también a la mente, el cual es el que permite conseguir el camino para lograr un estado de ánimo propicio que le permita al ser humano ser autosuficiente y así, poder liberarlo de imprevistos que obstaculicen su proceso, como lo son la pobreza, la intranquilidad, el frío o el hambre, de esta manera no tendrá que depender de ellos. De hecho, esta noción acerca el cinismo con el estoicismo. 

 

cinisimo origen

Modelos de vida 

Los cínicos tomaron como modelos a la naturaleza y a los animales, esencialmente para consolidar el modelo que el ser humano debe adoptar, pues los considera como ejemplos de autosuficiencia. Este proceso se basa en primera medida en un comportamiento ético, dado que se considera como uno de los elementos cruciales para poder alcanzar la felicidad. También está la autoafirmación individual, la cual debe permanecer ante una sociedad coaccionadora. 

Es así que, aunque si bien el cinismo propone una forma de vida, es también una forma de expresión y de pensamiento, de la cual a penas se tienen anécdotas y dichos que fueron transmitidos de forma oral, dado que no se han conservado obras de los primeros cínicos. 

 

La libertad radical

Según el cinismo, la libertad radical consiste en la libertad de pensamiento, de palabra y de acción. En este sentido, el cínico se diferencia principalmente por su sentido de desvergüenza radical, pues adopta un modo de vida que puede fácilmente escandalizar al resto de personas de la sociedad en la que vive dada su autosuficiencia y la libertad de palabra, además de la austeridad, todos estos, como elementos clave que le permiten alcanzar la tranquilidad en su estado de ánimo y posteriormente, lo que tanto desea: la felicidad. Hay que resaltar que esta libertad también aplica para la independencia de reglas, obediencia y en general, leyes y convenciones impuestas por las instituciones, esto tiene que ver con la visión de ciudadanos del mundo y no ciudadanos locales, razón por la que pueden ubicar su hogar en cualquier lugar. 

 

La autarquía 

La autarquía o autosuficiencia, es uno de los requisitos más importantes para que el ser humano, en el cinismo, pueda alcanzar su felicidad, aunque no es solo para los mismos cínicos, sino también para el resto de movimientos en relación. Solo la autosuficiencia es capaz de dotar al ser de tranquilidad y ánimo, por lo que necesariamente necesita practicarla en su vida diaria evitando cualquier elemento, situación, persona u objeto que le pueda causar dependencia mental o física. 

En la actualidad el cinismo se ve de forma muy distinta a como era visto en su época de mayor desarrollo, dado que se piensa, hoy, como un tipo de cultura imperante en el que el cínico goza de poder para ironizar, ser insolente y se burla ante cualquiera que esté en posición de debilidad o de vulnerabilidad. 

 

caracteristicas cinismo