Budismo vajrayana: qué es, cómo surgió, filosofía y características principales

¿Qué es el budismo vajrayana?

En el desarrollo del budismo, la tradición Mahayana ha sido una de las más amplias debido fundamentalmente al surgimiento que permite a otras escuelas, entre ellas y una de las más importantes, el budismo vajrayana. A menudo también conocido como budismo tántrico, se refiere especialmente a una tradición de tantra y “mantra secreto”, y que se caracteriza por la adopción de técnicas adicionales o medios hábiles.

Dentro de las prácticas más difundidas de esta tradición encontramos el uso de los mantras, las mandalas, mudras, dharanis, visualización de deidades y visualización de budas. Es importante considerar que algunos de los medios hábiles consisten en prácticas esotéricas que solo se pueden transmitir por un maestro espiritual, que en este caso recibe el nombre de lama o gurú.

El budismo vajrayana cuenta con dos escuelas principales, el budismo shingon y el budismo tibetano, de los cuales descienden otra serie de escuelas importantes que se han desarrollado a la vez, en distintas zonas del mundo con una importante incidencia en la religión.

Aquí puedes conocer más sobre la Escuela Budista Mahayana

¿Cómo surgió el budismo vajrayana?

El origen de esta escuela budista se encuentra en los grupos yoguis errantes que recibían el nombre de mahasiddhas, término que hace referencia “grandes adeptos”. De acuerdo a la información registrada sobre estos grupos, datan de la era medieval y se ubicaron principalmente en el norte de la India. Una de sus principales características tiene que ver con los métodos que usaban, dado que eran completamente distintos de los que se usaban en el interior de los monasterios budistas, como lo son la práctica de la meditación en campos crematorios y la vida en los bosques.

budismo vajrayana

A menudo los círculos yóguicos se reunían en fiestas tántricas, llamadas ganachakras, que se realizaban en sitios sagrados. Dentro de estos espacios se realizaban actividades como bailes, ritos sexuales, cantos y la ingesta de distintos tipos de sustancias como el alcohol. También se atribuye a este grupo la obtención de siddhis, palabra que hace referencia a “logros” y que consiste en poderes y logros materiales mágicos producto de la práctica yogui mediante la meditación y el yoga.

Filosofía del budismo vajrayana

Ahora bien, en cuanto a la filosofía de esta escuela y siguiendo los análisis de budologos como Alex Wayman y Louis de la Vallee Poussin, la filosofía del budismo vajrayana reposa fundamentalmente en la tradición Mahayana, de la que proviene y también tiene lazos muy fuertes con aspectos de otras escuelas como la escuela Madhyamaka y la Yogacara, también descendientes de la Mahayana.

Sin embargo, una distinción muy importante que tiene el budismo vajrayana tiene que ver con la superioridad del Tantra, dado que es mucho más rápido en relación con el tiempo de liberación, pues incluye varios upaya o métodos hábiles.

La vacuidad o shuntaya

La teoría de la vacuidad es uno de los elementos más importantes de este budismo, en particular con la visión y la práctica tántrica del vajrayana. En este sentido, la teoría se basa en la visión del mundo como algo fluido y que carece de una base ontológica o bien de una existencia inherente.

Doctrina de la naturaleza búdica

Es otra de las teorías más importantes y que se convierte también en la base de las visiones tántricas del budismo vajrayana. Relaciona una sabiduría no dual que tiene un origen propio como una fuente de cualidades positivas sin esfuerzo, la cual está viva en la corriente mental, aunque se encuentra oscurecida y opacada por el pensamiento discursivo.

Transformación

Esta constituye otra de las teorías más importantes de esta escuela budista, dado que considera los factores mentales negativos, entre los que se encuentran la codicia, el deseo, el odio y el orgullo. Estos no se deben rechazar, sino que se deben usar como parte importante dentro del camino espiritual, lo que lo ubica todo al servicio de la liberación.

Características principales del budismo vajrayana

Es importante tener en cuenta que el budismo vajrayana o budismo tántrico implementa varias clasificaciones distintas para distanciarse de algunas formas del budismo en su panorama general. Es por ello que a menudo la escuela ha sido vista como el tercer “vehículo” junto a las tradiciones más importantes, aunque descienda de una de ellas.

Veamos a continuación algunas de las características más importantes de la tradición en cuanto a sus bases fundamentales y prácticas:

Objetivo del budismo vajrayana

El fin de la práctica espiritual es alcanzar el grado de Sammasambuddha, que significa Buda completamente despierto y que, en la tradición es conocido también como Bodhisattvas. El camino del Bodhisattva constituye una parte fundamental de esta escuela, dado que enseña que todas las prácticas se deben orientar con la motivación de alcanzar la Budeidad y de esta manera alcanzar el beneficio de todos los seres.

“Camino de la causa”

Siguiendo la práctica de Sutrayana, la cual consiste en el método de perfeccionar las buenas cualidades, se toma luego el “camino de la causa” a través del cual el practicante puede iniciar con su potencial la naturaleza búdica, enriquecido para alcanzar el fruto de la Budeidad que es el objetivo principal. También está el “camino del fruto” mediante el cual el practicante toma la naturaleza innata búdica como el medio de la práctica. La idea de esto es reconocer que si bien se posee una mente iluminada innata, se debe practicar viendo el mundo en relación con la verdad última como eje para alcanzar la naturaleza plena.

Aspecto esotérico

Otro de los rasgos importantes y que de hecho le ha otorgado otras denominaciones al budismo vajrayana, está relacionado con el aspecto esotérico de esta escuela en cuanto a la transmisión de algunas de sus enseñanzas, lo cual se realiza solo de maestro a alumno en la práctica de empoderamiento o abhiseka, la cual requiere la iniciación en un espacio ritual que incluye el mandala de la deidad.

Por otro lado, también se ha mencionado que muchas de las técnicas del budismo vajrayana permanecen en secreto, aunque varios maestros responden que el secreto en sí mismo no es lo realmente importante, y que las técnicas no tienen un valor fuera de la transmisión de maestro y alumno.

Secreto de las enseñanzas

Entre los métodos implementados para mantener las enseñanzas en secreto, encontramos que los maestros usaban con frecuencia el lenguaje simbólico, alusivo y metafórico, también conocido como lenguaje crepuscular, el cual implicaba la participación y orientación del maestro. Dado que las enseñanzas son en sí mismas un secreto y se requiere de un contexto y maestro, se mantienen en secreto principalmente para las mentes de quienes solo sienten curiosidad por ellas.

Presencia de fuerzas femeninas

Un rasgo importante del budismo vajrayana es la presencia de fuerzas y deidades femeninas, que son muy importantes dentro de la tradición. De esta manera es posible encontrar mujeres y figuras femeninas que cuentan con un alto estatus en diversos procesos como lo es la encarnación de deidades femeninas, entre ellas Vajrayoguini.

En otras regiones como India, se han encontrado registros que evidencian que las mujeres fueron parte importante dentro de la práctica tántrica, incluso que fueron maestras y autoras de textos tántricos dentro de la tradición.

Votos de los practicantes

Los practicantes del budismo vajrayana deben cumplir con una serie de votos que reciben el nombre de “samaya” y que están relacionados con el comportamiento, principalmente. Se toman durante las iniciaciones con el fin del empoderamiento de un Anuttarayoga tantra en específico. Los maestros también deben contar con los votos de samaya.

budismo vajrayana

Rituales del budismo vajrayana

Una parte de los rituales que se realizan en esta escuela del budismo incluyen sustancias tabú, como lo son el alcohol, el semen, la sangre o la orina, aunque también se pueden reemplazar con otras sustancias menos tabú. La práctica de las iniciaciones a menudo usaban incluso carne humana. Lo cierto es que el uso de estos elementos se relaciona con la naturaleza no dual de la Budeidad.

Teniendo en cuenta que el estado último es no dual, el practicante puede tener cercanía al estado trascendiendo el apego a las categorías duales como lo prohibido. Algunos otros rituales también incluyen el yoga sexual. Los estudiosos han señalado que el significado simbólico de la sexualidad tántrica está relacionado con el bodhicitta y la búsqueda de la budeidad se compara con un amante que está en búsqueda de unirse con la mente del Buda.

Otras prácticas

También se han registrado otra serie de técnicas relacionadas con la meditación y que se asocian con los sistemas Dzogchen y Mahamudra, llamadas “prácticas sin forma”. Son técnicas que no se basan en la visualización del yidam, sino que, en su lugar, visualizan las instrucciones dictadas por un maestro y constituyen una de las formas de meditación más avanzadas, tomadas por una de sus escuelas, el budismo tibetano.

Finalmente están presentes otras prácticas como lo son el yoga del estado intermedio, también llamado Bardo, el yoga del sueño, el ritual de Cho.

Si quieres conocer más acerca de otras escuelas del budismo, u otras religiones que se han desarrollado en el mundo, te invitamos a visitar nuestras secciones donde podrás encontrar una gran cantidad de información.