Budismo tibetano: en qué consiste, cómo surgió, enseñanzas y más

¿En qué consiste el budismo tibetano?

Cuando hablamos de budismo tibetano, nos referimos a una de las escuelas de la corriente Vajrayana, a su vez, procedente de la tradición Mahayana del budismo, una de las más importantes dentro de esta religión y de la cual descienden otras escuelas como lo son las escuelas Gelug, Kagyu y con ella Karma Kagyu, Sakya, Kadampa, Kadam, Madhyamaka, Nyingma y Surmang. Aunque si bien se ha denominado en muchos casos como budismo vajrayana, es muy importante hacer la distinción, dado que de ella también desciende otra rama importante como lo es el budismo shingon.

Se trata de un budismo que se desarrolla en los Himalayas, también conocido como budismo lamaísta, es una de las tradiciones más practicadas en zonas como Ladakh en India, Mongolia, Tíbet y Bután. Se caracteriza por reconocen al Dalai Lama como Bodhisattva, razón por la que es visto como un alto Maestro espiritual, aunque cada una de sus escuelas cuente con un sistema particular de enseñanza y una jerarquía diferente.

Aquí puedes conocer más sobre la Escuela Budista Mahayana

¿Cómo surgió el budismo tibetano?

En cuanto al origen de este budismo, debemos partir de que el Tíbet tendrá una gran influencia tanto en el campo religioso como en el cultural debido a los Himalayas, dado que eran muy importantes en regiones como Nepal, Norte de India y Bután. De este modo, Alta Khan, emperador del Imperio mongol, se caracteriza por un reinado en el que el Tíbet era la capital espiritual y de hecho, hasta la actualidad se sabe que los mongoles practicaron mayormente la tradición tibetana.

Cómo surgió el budismo tibetano

En ese momento, el líder espiritual del budismo tibetano o budismo lamaísta mongol era Jebtsundamba Khutuktu, mientras que el líder espiritual de Bután era Je Khenpo. A ambos líderes se les elige de forma parecida como se elige al Dalái Lama, así como también al Panchen Lama, considerados una emanación de una divinidad y que precisamente son los representantes de la jerarquía de la zona del budismo tibetano.

Si bien en India y Nepal existieron comunidades lamaistas mucho antes de que se reconocieran oficialmente como tradición, lo cierto es que tras la llegada de miles de refugiados tibetanos que se vieron forzados a desplazarse por la invasión china, la comunidad aumenta considerablemente su número. Es así que hoy conforma una de las tradiciones más grandes del budismo.

Por otro lado, es importante considerar que el budismo tibetano, principalmente en Occidente, aparece a partir de la creación de la Sociedad Teosófica que se establece en el siglo XIX, además del interés de teósofos en el budismo tibetano que facilitó, posteriormente, la popularización de la tradición en esta zona del mundo.

Enseñanzas principales del budismo tibetano

Siguiendo la línea de la que desciende esta tradición budista, de acuerdo a su tradición Mahayana, es importante tener en cuenta que se siguen practicando aspectos clásicos como lo son las seis perfecciones y las cuatro nobles verdades, sin embargo, el budismo tibetano incorpora prácticas tántricas como lo son los seis yogas de Naropa y el yoga de la deidad.

Bodhicitta en el budismo tibetano

En este aspecto tenemos que la tradición continúa el objetivo de la escuela Mahayana que consiste en lograr la budeidad para que de esta forma sea posible ayudar a todos los seres a que puedan alcanzar también este estado de la mejor manera, asunto que recibe el término de bodhicitta.

Por su parte, los bodhisattvas son seres a quienes se venera y que dedican su vida al camino del budismo, dentro de los más importantes en el budismo tibetano encontramos a Tara, Vajrapani, Avalokiteshvara, Vajrasattva y Manjushri. Así también, entre los budas más importantes encontramos los cinco budas del mandala y Adi-Buda o primer buda, Vajradhara.

Camino del bodhisattva

El camino del bodhisattva está compuesto por dos esquemas. De un lado tenemos el esquema central para el avance espiritual que se denomina Cinco caminos y de otro, el Lamrim, esquema que permite presentar todas las etapas de la práctica espiritual. Estas son:

Cinco caminos

Siguiendo el esquema central para el avance espiritual dentro del budismo tibetano, encontramos los siguientes:

Camino de la acumulación: hace referencia al camino en el que el ser recolecta sabiduría y genera bodichita, así como también es el proceso en el que cultiva los cuatro fundamentos de la atención plena y el esfuerzo correcto o los cuatro abandonos, como también se le conoce.

Camino de la preparación: este se alcanza en cuanto el ser llega a la unión de vipasyana y samatha, lo que facilita su familiarización con la vacuidad o shunyata.

Camino de la vista: en este camino el ser percibe directamente la vacuidad, allí todos los pensamientos del sujeto como del objeto se superan. Este camino le permite al practicante convertirse en un arya, o ser noble e iluminado.

Camino de la meditación: consiste en remover limitaciones más sutiles de la mente que permiten perfeccionar la comprensión del practicante.

Camino de no más aprendizaje: este es el último camino en el que el practicante puede finalmente alcanzar la budeidad.

Lamrim

También conocido como “etapas del camino”, este esquema presenta las etapas que conciernen a la práctica espiritual, aunque es importante considerar que a lo largo del desarrollo del budismo tibetano, sus escuelas pudieron haber manejado este elemento de forma distinta.

Con frecuencia, el sistema de lamrim de Atisha divide a los practicantes en actitudes menores, intermedias y superiores, a la vez que describe las meditaciones y prácticas que se desarrollan de manera progresiva. Dentro de las prácticas que hacen parte del esquema están el karma, la práctica de la meditación, el renacimiento y el vacío, los cuales son explicados gradualmente siguiendo un orden progresivo.

Sobre la budeidad

En esta escuela la budeidad es definida como un estado libre de todo tipo de obstrucciones a la liberación, así como a la omnisciencia. De esta forma, cuando el ser se libera de cualquier forma de obstrucción mental, puede alcanzar el estado de felicidad combinado con conocimiento del shunyata, que es la verdadera naturaleza de la realidad. A la vez, de esta forma también se eliminan las limitaciones y es posible ayudar a todos los seres sintientes.

Trikaya (Tres cuerpos) de la budeidad

Consiste en un esquema para poder comprender la naturaleza de la budeidad y que está dividida en los siguientes elementos:

Dharmakaya: se le conoce también como naturaleza búdica o bien cuerpo de la verdad. Hace referencia a la verdadera naturaleza de la última realidad, shuntaya. Así también significa el principio de despertar que no tiene algún límite.

Sambhogakaya: hace referencia a un cuerpo espiritual y puro, así como también una manifestación de luz clara.

Nirmanakaya: el tercer cuerpo es la encarnación humana de los budas, donde sus cuerpos se manifiestan tanto en el tiempo como en el espacio.

tibetano

Características más importantes del budismo tibetano

Es momento de echar un vistazo a algunos otros rasgos fundamentales de esta religión y que constituyen sus bases más importantes en cuanto a su práctica. Estas características se presentan a continuación:

Consejos más difundidos

Entre los consejos más difundidos que proceden de la sabiduría del budismo tibetano, se encuentran por ejemplo: no juzgar a las personas por su familia, hablar lento y pensar con rapidez, ofrecer a la gente lo más de lo que esperan de uno, retener en mente un poema o frase favorita con la que el ser se sienta identificado, no reír de los sueños de otros y animarlos a perseguirlos, considerar que tanto los grandes amores como los grandes logros implican riesgos, respeto a sí mismo y a los demás, usar el silencio como respuesta, entre otros.

Objetivo de la escuela

Es importante considerar que la sabiduría del budismo tibetano está orientada por los monjes, quienes dirigen la práctica, así como la enseñanza de la tradición, en la búsqueda de la satisfacción del ser mismo para que, de esta manera pueda alcanzar ese placer en relación con los demás.

Textos sagrados

Uno de los aspectos más importantes de esta escuela, tiene que ver precisamente con el canon o la selección de los textos sagrados, dado que comprende textos como la Traducción de las Palabras o Kanjur, dentro de los que se incluyen textos doctrinales. También está el Tanjur o la colección de tratados y comentarios. Su amplia selección de textos también la identifica como una de las escuelas con mayor colección de textos en el budismo.

En la actualidad se registran aproximadamente unos 20 millones de seguidores ubicados en distintos países del mundo, donde figuran países y regiones autónomas que le permiten consolidarse como una de las ramas más importantes de la tradición Mahayana y en este sentido, del budismo en general.